Somalia, el “Estado más fallido de África” que convive con la guerra y tiene 15 mil niños soldados

Su capital, Mogadiscio, es la ciudad más poblada del país. Está dividida por una línea que separa al norte del sur, custodiada por varias tribus entre las que se destacan 15 mil niños soldados. Estos chicos, llamados "Los Bandidos", tienen entre 9 y 15 años y dejan el colegio para pelear una guerra que no es suya.

| Soldados somalíes patrullan luego de la explosión de un camión bomba frente a un hotel en Mogadiscio, capital de Somalia. Foto: AFP

RPRESS  3 de mayo 2021.- La República Federal de Somalia es un país ubicado en el llamado Cuerno de África, una de las zonas más peligrosas del mundo. Sus vecinos son EtiopíaYibuti y Kenia. Pero este diminuto país es considerado como el «Estado más fallido de África«.

La inestabilidad política, la hambruna, las sequías y el terrorismo son moneda corriente. Somalia tiene años de guerras y anarquía en su espalda y luego de tanto tiempo de lucha el país se dividió en pequeños estados independientes sin un poder que gobierne por completo.

En el 2004 se llegó a un acuerdo para formar un gobierno de transición y unificar el país. En 2012 se aprobó una nueva Constitución Provisional que lo regiría. Sin embargo, el desorden local y el caos siguió siendo algo normal. A esto y a la pésima situación económica se le sumó el terrorismo.

Mogadiscio: niños soldados

Este país fue colonizado por los franceses, italianos y británicos. También tuvo una feroz guerra con Etiopía entre 1964 y 1987 por los reclamos de autonomía de Ogadén. Esto llevó a que en 1991 una parte del norte sea autodeclarada independiente. A partir de allí, la unidad en este país desapareció para siempre.

| Los niños somalíes juegan con pistolas y armas de juguete el 30 de agosto de 2011 en Mogadiscio al comienzo de la fiesta de tres días de Eid al-Fitr. Las celebraciones de Eid-al-Fitr marcan el final del mes musulmán de ayuno del Ramadán. FOTO AFP / ABDURASHID ABIKAR

Su capital, Mogadiscio, es la ciudad más poblada del país. Está dividida por una línea que separa al norte del sur, custodiada por varias tribus entre las que se destacan 15 mil niños soldados. Estos chicos, llamados «Los Bandidos«, tienen entre 9 y 15 años y dejan el colegio para pelear una guerra que no es suya.

Esta ciudad es un blanco constante de ataques terroristas del grupo yihadista Al Shabab. Según la ACNUR, la Agencia de la ONU para los Refugiados, ocupa el quinto lugar en un listado de las ciudades más peligrosas del mundo. Este trabajo, realizado en el año 2017, es un estudio que releva las tasas de homicidios, los ataques terroristas y el aumento generalizado de la violencia en cada ciudad.

El terrorismo yihadista

Cabe destacar que en tan sólo 4 años (2014-2017) se registraron 669 ataques en esta ciudad. Por su parte, el «gobierno federal» no puede salir de la capital. Afuera de la misma pierden toda autoridad. Lo que genera un anarquía díficil de resolver y bastante compleja.

A Somalilandia, la región del norte que se declaró independiente, se sumó la intervención de países vecinos (KeniaEtiopía Burundi) que invadieron zonas del país para expulsar a una coalición islamita pero luego se quedaron con el control territorial de determinados sectores.

Luego, apareció un grupo yihadista (fundamentalistas musulmanes que defienden la lucha armada) que tomó control de casi todo el sur del país y de las carreteras rurales. Este grupo, denominado Al Shabab, es al cual se le atribuyen la mayoría de los atentados y también un fuerte vínculo con Al Qaeda.

Crisis de refugiados

Ahora bien, un estado con terrorismo, fuertes divisiones políticas internas, hambruna, una de las peores sequías de su historia y una capital que está aislada del país: ¿a dónde va a vivir la gente?

Debido a las críticas condiciones de vida que hay en el país los somalíes huyen a las vecinas Kenia Etiopía. No tienen otra salida, los conflictos civiles los obligan a escapar. El número de refugiados aumentó de manera considerable los últimos años.

El campamento de Dadaab, en Kenia, es un complejo de tres asentamientos y actualmente el campamento de refugiados más grande del mundo. Fue construido para albergar a 90 mil personas pero viven más de 200 mil. Ese es el principal destino de los refugiados de Somalia, aunque también muchas personas de la República Democrática del Congo van allí.

El actual gobierno

El país se independizó de Italia y Reino Unido en 1960. Seis años después llegó un golpe de Estado, el régimen militar de Siad Barre, que duró hasta 1991. Luego de ser derrocado el gobierno de facto llegó el desorden que impera hasta hoy.

| Luego de la explosión de un coche bomba murieron al menos 73 personas en un atentado en Mogadiscio, diciembre de 2019. Foto: Reuters

Somalia se hundió en un caos y el país quedó dividido por feudos de clanes rivales. No existió gobierno que controle el país en su totalidad. El actual presidente Mohamed Abdullahi Mohamed asumió el mando en 2017 con promesas de campaña basadas en el nacionalismo, la lucha contra el hambre y el terrorismo. Pero nada de eso se cumplió.

Su gobierno, apoyado por fuerzas internacionales, debió terminar el 8 de febrero, pero el parlamento aprobó una ley para que se extienda por dos años mientras esperan a que se celebren las elecciones. La oposición se enfureció y el estancamiento electoral generó nuevos conflictos armados en la capital.

Emergencia humanitaria por hambruna

Entre los cinco estados semi autónomos no se pusieron de acuerdo para organizar la elección y no parece haber norte alguno hasta estos días. Mientras tanto, en Mogadiscio hay zonas sin luz, agua ni teléfono. En la ciudad viven aproximadamente 600 mil personas, la medicina es paupérrima y se estima que existen cinco medicamentos por cada 100 mil habitantes.

Médicos Sin Fronteras realiza trabajos en la zona, pero debe cuidarse de no ser atacados por rebeldes. La esperanza de vida es de 50 años en el país. Y debido a la falta de medios de subsistencia y de agua potable se declaró la emergencia humanitaria por hambruna. Esto quiere decir que dos adultos o cuatro niños de cada 10 mil habitantes mueren al día y que un tercio de los niños padecen desnutrición severa.