Propondrán a Sultana Khaya para que sea declarada Santa por sus continuos milagros.

Una mujer “florero” utilizada, sin vergüenza alguna, por los dirigentes de la banda armada del Frente Polisario, para su más vomitiva e indecente propaganda terrorista.

RPRESS Pedro I. Altamirano. Málaga, 2 junio 2022.- De la actriz de reparto, experta en papeles de “mujer florero”, a disposición de los antojos de los dirigentes de la banda armada Frente Polisario, marioneta del régimen militar argelino, se espera siempre cualquier cosa, cualquier tipo de actuación, ya sea de mujer violada decenas de veces, como torturada a diario, y secuestrada por Marruecos, lo que no podíamos esperar es que, para sorpresa de todo el mundo, tenga la capacidad de realizar milagros.

Esta ya conocida por sus espectáculos mediáticos, nació en la provincia del sur de Marruecos de Borjador hace más de cuarenta años. Allí vive en paz, sin que nadie la moleste más allá que sus propios demonios convertidos en mala consciencia por sus interminables mentiras, y dinero desviado de los que debiera llegar a los campos de concentración de Tinduf para alimentar a las personas allí retenidas contra su voluntad.

No trabaja, no mueve un dedo por ganarse la vida de forma decente. Por ello se pasa el día maquillándose para simular una nueva paliza, o la vemos con una boquilla pediátrica sin estar conectada a bombona de oxígeno alguno, o cualquiera de las payasadas a las que nos tiene acostumbrados. Es una farsa continua que bien conocen sus vecinos, ya cansados de sus espectáculos de circo de tres pistas.

En su gran casa de Borjador, que ya la quisiera yo para mi familia, vive en paz, sin recibir a nadie que quiera verla o saber de ella, ya sea personas de organizaciones internacionales, ya sean del Consejo Nacional de Derechos Humanos; sea quien sea nunca será recibida por ella sin permisos de sus jefes de Argel o Tinduf. A nadie que no le ayude a montar alguna nueva opereta de las que tanto le gusta montar.

Bien, resulta que esta señora ahora hace milagros. De pasar a estar “secuestrada” por la policía marroquí, de ser torturada y violada de forma continua, hoy la vemos sana como una manzana, viajando de forma libre en avión y con pasaporte marroquí hacia Las Palmas de Gran Canarias.

Milagrera de primera categoría, digna de ser elevada a los altares de Roma junto a las más grandes Santas de la historia al poder curar tantas torturas, violaciones físicas y psicológicas y tener fuerzas para salir de viaje fresca como una rosa. Pero del mismo modo, con el don de hacerse transparente, ya que consiguió salir de casa, pasar por el control de pasaporte y subirse a un avión si ser vista por los policías que, según ella, la tienen retenida.

Pero el milagro más grande es el de pasaporte, viaja con pasaporte marroquí, ¡Oh! Nuevo y gran milagro. ¿No la tenía Marruecos secuestrada en su casa? ¿Cómo es que viaja con pasaporte marroquí? ¿Milagros? No, no se arrodillen ante tales milagros. Todo es muestra de las continuas mentiras de esta mujer que ni está secuestrada, ni es torturada ni violada por nadie. Lo que están viendo ustedes es a una mujer con más cara que espalda, y que resulta un verdadero insulto a todas las mujeres que, de verdad sufren torturas y violaciones en todo el mundo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies