Greenpeace denuncia a la industria europea de harina de pescado en África

RPRESS Dakar, 1 junio 2021.-  (EFE).- Las empresas europeas de la industria de la harina y el aceite de pescado contribuyen a la inseguridad alimentaria en África Occidental al sustraer pescado apto para el consumo humano para ser transformado en piensos y otros productos, denunció hoy la organización ecologista Greenpeace.

«Cada año, más de medio millón de toneladas de pescado fresco que podrían alimentar a millones de personas en África Occidental se usan para alimentar a los animales de la acuicultura industrial, sobre todo en Europa y Asia», indicó Greenpeace en un nuevo informe.

Según datos de la organización, la Unión Europea (UE) fue el primer mercado de destino de las exportaciones de aceite de pescado de Mauritania y Senegal en 2019, con Francia concentrando más del 60 % de las importaciones de la UE desde Mauritania con 15.101 toneladas.

El informe, realizado junto a la fundación Changing Markets y titulado «Alimentando al monstruo: Cómo las industrias europeas de acuicultura y alimentación animal están robando alimentos a las comunidades de África Occidental», se basa en la investigación de la cadena de suministro de la industria de harina y aceite de pescado entre África occidental y el mercado europeo, que incluye comerciantes y empresas acuícolas y agroalimentarias en España, Francia, Noruega, Dinamarca, Alemania y Grecia.

«La industria de las harinas y el aceite de pescado, así como todos los gobiernos y empresas que la apoyan, están privando a las poblaciones locales de su medio de vida y de su principal fuente de proteínas», declaró en un comunicado Javier Raboso, responsable de Paz, Democracia y Derechos Humanos de Greenpeace.

«Esto se sitúa en contra de los compromisos internacionales sobre desarrollo sostenible, erradicación de la pobreza, seguridad alimentaria e igualdad de género”, añadió.

Por su parte, la directora de campañas de Changing Markets, Alice Delemare Tangpuori, indicó que «las exportaciones de harina y aceite de pescado a Europa están robando el sustento de los pueblos costeros, al privar a la población de una importante fuente de alimento e ingresos».

«Las empresas europeas de alimentos para la acuicultura y sus minoristas no pueden ignorar este importante problema medioambiental y de derechos humanos», añadió Tangpuori.

Según la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO), las principales especies utilizadas para la producción de las harinas y aceite de pescado en África occidental -la sardinella plana y redonda y el bonga- están sobreexplotadas y se requiere una reducción del 50 % en el esfuerzo pesquero.

En un informe publicado en junio de 2019, Greenpeace contabilizó 50 fábricas de harina y de aceite de pescado que operan principalmente en Mauritania, pero también en Senegal y Gambia, de las cuales 40 estaban activas en marzo de ese año.

Entre las fábricas, la mayoría chinas, se encuentra una española del Grupo Barna -compañía líder en la producción de harinas, aceites y otros derivados de pescado utilizados principalmente para la alimentación animal-, que recientemente se instaló en Kayar, Senegal. EFE

Deja una respuesta

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies