Zambia cuenta votos con una presencia militar reforzada por la violencia

Las autoridades ya habían desplegado hasta 3.000 agentes de policía para mantener el orden durante la jornada electoral de ayer y, además, el pasado 2 de agosto un número indeterminado de efectivos del Ejército zambiano fueron enviados a custodiar las zonas más pobladas del país, frente a la escalada de violencia preelectoral.

EFE/EPA/STR

RPRESS Lusaka, 13 agosto 2021 (EFE).- El recuento de votos de las elecciones generales de Zambia, para las que se anticipa un resultado muy ajustado entre el presidente, Edgar Lungu, y su principal rival, Hakainde Hichilema, se desarrolla hoy con presencia militar reforzada para impedir posibles actos de violencia.

Las autoridades ya habían desplegado hasta 3.000 agentes de policía para mantener el orden durante la jornada electoral de ayer y, además, el pasado 2 de agosto un número indeterminado de efectivos del Ejército zambiano fueron enviados a custodiar las zonas más pobladas del país, frente a la escalada de violencia preelectoral.

El aumento de la vigilancia fue anunciado anoche por el propio Lungu a raíz del asesinato de un dirigente de su partido en la región Noroeste zambiana -muerte de la que culpó directamente a «miembros de la oposición»- y de los desordenes vividos en la jornada electoral de este jueves tanto en esa como en otras provincias (también atribuidos por el presidente a sus rivales).

«Claramente, las elecciones en esos lugares no fueron libres y justas», sostuvo Lungu, en un mensaje publicado alrededor de la pasada medianoche en sus redes sociales.

«He ordenado al líder del Ejército que refuerce las tropas en tres provincias y que no escatime esfuerzos en asegurar que la paz se restaura y que esta clase de anarquía no se extienda a otras partes del país», agregó.

Por su parte, la Comisión Electoral de Zambia (ECZ, por sus siglas en inglés) confirmó el inicio del recuento, pero su oficial en jefe, Patrick Nshindano, explicó que solo se darán datos una vez estén disponibles los resultados de todas las circunscripciones (lo que puede retrasarse aún días), por lo que pidió paciencia.

Ese anuncio desagradó al opositor Partido Unido para el Desarrollo Nacional (UPND), que asegura que los resultados podrían estar ya disponibles y acusaron a la ECZ de buscar manipular el recuento en favor del gobernante Frente Patriótico (PF).

En concreto, la dirigente del UPND Doreen Mwamba afirmó tras el anuncio que su partido no aceptaría tácticas de retraso de los resultados y se mostró segura de una victoria clara de Hichilema.

Sin embargo, todo apunta a una carrera ajustada entre Lungu y Hichilema, con cada uno liderando el recuento en sus respectivos bastiones (el primero en el norte del país y el segundo en la zona meridional de Zambia).

Adicionalmente, el acceso a internet continúa limitado este viernes en esta nación africana por segunda jornada consecutiva, especialmente para aplicaciones de mensajería y redes sociales.

Al respecto, Hichilema llamó hoy a «desbloquear» inmediatamente el acceso a la red para que «los ciudadanos puedan seguir el proceso electoral y continuar con sus vidas».

Más de 7 millones de zambianos estaban llamados ayer a las urnas para definir la Presidencia del país, en unos comicios marcados por la profunda crisis económica que atraviesa Zambia y por la represión creciente en los últimos años contra la disidencia política.

Salvo algunos incidentes y retrasos, la cita electoral transcurrió en calma en la mayoría del país, que también celebraba comicios parlamentarios y locales.

Un total de 16 candidatos competían por la Presidencia, pero los comicios se presentaban en realidad como una reñida contienda entre el presidente Lungu y Hichilema.