Último adiós a la reina Mantfombi en Sudáfrica, con el trono zulú en el aire

| Mantfombi Dlamini Zulu

RPRESS EFE: Johannesburgo. 7 mayo 2021.- Sudáfrica despidió este viernes en un funeral oficial a la reina regente de los zulúes, Mantfombi Dlamini Zulu, sin que la sucesión al trono de la etnia mayoritaria en el país se haya definido y con la extensa familia real muy dividida desde la muerte en marzo del rey Goodwill Zwelithini.

El servicio, al que asistieron numerosas personalidades políticas, como ministros del Gobierno o el expresidente Jacob Zuma (2009-2018), se celebró en Nongoma (en la oriental provincia de Kwazulu-Natal), donde la monarquía zulú tiene su residencia oficial.

También asistieron representantes de la casa real de Esuatini, de donde era originaria la monarca, y a las afueras del palacio real de KwaKhethomthandayo se concentraron decenas de zulúes que vestían sus atuendos tradicionales (como las pieles de leopardo de los guerreros) y entonaron cánticos de homenaje.

La reina Mantfombi, que falleció el pasado 29 de abril por causas aún no desveladas, había sido enterrada esta pasada madrugada en una ceremonia estrictamente familiar y, en el funeral oficial posterior, fue recordada como una mujer fuerte que luchó por el pueblo y la cultura zulú.

| En el funeral oficial posterior, fue recordada como una mujer fuerte que luchó por el pueblo y la cultura zulú.

«Aceptó una responsabilidad extraordinaria. Su voluntad de aceptarla muestra la fortaleza de su carácter. Siempre puso al pueblo zulú primero. Es devastador perderla tan de repente, más devastador aún porque recientemente enterramos a su marido, nuestro rey», dijo el político y príncipe zulú Mangosuthu Buthelezi, que ejerce de primer ministro de la casa real zulú, durante el funeral.

Buthelezi también anunció que la familia real se reuniría esta tarde y avanzó que se hará un anuncio pronto sobre el liderazgo del pueblo zulú, ya sea en forma de sucesor para la corona o de regente temporal.

UNA COMPLICADA SUCESIÓN AL TRONO PARA LA MONARQUÍA ZULÚ

Hija del rey Sobhuza II (1899-1982) y hermana del actual monarca de Esuatini, Mswati III, Mantfombi actuaba como reina regente desde la muerte a mediados de marzo pasado de su marido, el rey Goodwill Zwelithini.

Estaba previsto que cumpliera ese papel durante los tres meses de luto que la familia real había declarado para honrar al fallecido monarca zulú y para definir la complicada sucesión.

La reina Mantfombi ocupaba el rango más alto entre las viudas del rey Goodwill Zwelithini (la «gran esposa») por ser de ascendencia noble -pese a ser cronológicamente la tercera- y su hijo, el príncipe Misuzulu, es ahora uno de los favoritos para la sucesión.

Tradicionalmente, tras la muerte del rey, la corona corresponde al hijo mayor de la primera de las esposas del soberano, pero el primogénito de los 28 hijos de Zwelithini falleció en 2020 presuntamente asesinado.

Esta situación ha desatado un enfrentamiento de facciones dentro de la casa real, con acusaciones públicas por parte de algunos miembros que aseguran estar siendo excluidos de las deliberaciones familiares.

Se ha denunciado ante la Justicia, incluso, la presunta falsificación del testamento del rey Zwelithini.

La Constitución democrática de 1996 reconoce el rol de los líderes tradicionales en Sudáfrica y, aunque les otorga un papel ceremonial y no ejecutivo, instituciones como la familia real zulú mantienen una influyente posición social y política.

Los zulúes, que suponen entre 10 y 12 millones de personas, componen la etnia más populosa de Sudáfrica, cuya población se sitúa en algo más de 58 millones de habitantes. EFE