Túnez registra nuevo récord de muertes diarias por covid-19 con 317 víctimas

Tras una reunión de urgencia celebrada este viernes por la noche, el presidente de la República, Kais Said, declaró que todos sus esfuerzos están destinados a la adquisición de vacunas y aseguró que un total de 5 millones de tunecinos serán inmunizados en las próximas semanas.

EFE/EPA/MOHAMED MESSARA/Archivo

RPRESS Túnez, 24 julio 2021 (EFE).- Túnez registró el jueves un nuevo récord diario de decesos con 317 víctimas y superó la barrera de los 18.000 muertos desde el comienzo de la pandemia, la tasa de mortalidad más alta del continente según la Organización Mundial de la Salud (OMS), según informó este sábado el ministerio de Sanidad.

El último balance oficial reportó además 5.600 nuevos casos, que suman ya más de 563.000 positivos, y con una incidencia de cerca del 31 %. El país se enfrenta a una cuarta ola del coronavirus, acelerada por la aparición de la variante «Delta» a finales de junio, que deja cada día entre 150 y 200 muertes.

Tras una reunión de urgencia celebrada este viernes por la noche, el presidente de la República, Kais Said, declaró que todos sus esfuerzos están destinados a la adquisición de vacunas y aseguró que un total de 5 millones de tunecinos serán inmunizados en las próximas semanas.

Una semana antes, el Ejecutivo hizo un llamamiento de ayuda internacional, a la que se han sumado ya una veintena de países como España, Francia, Italia, Arabia Saudí y China con donaciones de más de 4,5 millones de dosis, además de material médico, que permitirán reforzar la campaña de vacunación.

La asociación nacional de pediatría dio este jueves la voz de alarma sobre los contagios entre menores después de que 3.000 niños, incluidos recién nacidos, dieran positivo en la última semana y advirtió de que la cifra real es muy superior a la registrada.

El primer Ministro tunecino, Hichem Mechichi, cesó este martes al ministro de Sanidad, Faouzi Mahdi, en el cargo desde hacía sólo once meses, y pidió a la Fiscalía tomar acciones judiciales contra el responsable tras una campaña de vacunación «anárquica» por no proveer las dosis necesarias y sin coordinación con las fuerzas de seguridad.

Mahdi anunció en la víspera de la fiesta religiosa del Aid al-Adha (celebración del cordero) dos días de vacunación masiva sin cita previa para los mayores de 18 años pero fue suspendida tras una primera jornada debido a las numerosas aglomeraciones en los 29 centros del país y el cierre de varios establecimientos por falta de existencias de vacunas.

El actual ministro de Asuntos Sociales interino, Mohamed Trabelsi, tomó el relevo al día siguiente, convirtiéndose en el sexto responsable de esta cartera desde el comienzo de la crisis sanitaria.

Un total de 21 de los 24 departamentos del país permanecen desde junio bajo un confinamiento total, una medida descartada a nivel nacional por el poder central, que lo justificó por las repercusiones sociales y económicas.

En su lugar, prolongó hasta el 31 de julio el toque de queda -impuesto entre las 20.00 y las 05.00 horas-, la prohibición de desplazamientos entre provincias, las celebraciones sociales, y eventos deportivos y religiosos, aunque son unas restricciones que apenas se respetan en la práctica.

Tras el arranque de la campaña de vacunación a mediados de marzo, cerca de 2,4 millones de ciudadanos han recibido al menos una de las dosis y poco más de 900.000 tienen la pauta completa. Pese a las acciones de sensibilización, tan sólo 4 millones de personas se han inscrito en la plataforma digital EVAX para ser vacunadas de manera voluntaria y gratuita.