Sudan denuncia que Etiopía ha empezado llenado de presa sin esperar a acuerdo

"Etiopía ha comenzado el segundo llenado de la presa de Renacimiento y completará esta etapa en los próximos julio y agosto", aseguró el principal negociador de la delegación sudanesa, Mustafa Husein, en una rueda de prensa en Jartum.

| Presa de Renacimiento

RPRESS Jartum, 25 mayo 2021.-  (EFE).- Sudán denunció este martes que Etiopía ha comenzado la segunda fase del llenado de la gran presa que construye en el Nilo, cuyo inicio estaba previsto para junio con el arranque de la temporada de lluvias, sin haber alcanzado un acuerdo con ese país y con Egipto, los dos países ribereños situados río abajo.

«Etiopía ha comenzado el segundo llenado de la presa de Renacimiento y completará esta etapa en los próximos julio y agosto», aseguró el principal negociador de la delegación sudanesa, Mustafa Husein, en una rueda de prensa en Jartum.

Este anuncio se produce después de que Sudán y Egipto, por un lado, y Etiopía, por el otro, hayan estado acusándose mutuamente de intransigencia y elevando el tono en sus intercambios de declaraciones desde que fracasó la última ronda de negociaciones para un acuerdo sobre esta segunda fase del llenado de la presa.

Esta tuvo lugar entre el 4 y el 6 de abril en Kishasha bajo los auspicios de la presidencia de turno de la Unión Africana (UA), y en ella Adís Abeba rechazó la propuesta de El Cairo y Jartum de formar un cuarteto de mediación conformado por la ONU, Estados Unidos, la Unión Europea y la propia UA.

En su rueda de prensa, Husein reiteró la importancia de que haya «garantías internacionales en las negociaciones» debido a la intransigencia de Etiopía.

Además, afirmó que Etiopía no firmará ningún acuerdo sobre el segundo llenado debido a sus condiciones internas, con la convocatoria de elecciones generales para el próximo 21 de junio y la guerra en la región de Tigray, que estalló el pasado noviembre causando miles de civiles muertos y cientos de miles de desplazados.

Etiopía afirmó tras el fracaso de las última rondas que seguiría adelante con el proceso de llenado de la denominada Gran Presa del Renacimiento Etíope (GERD, por sus siglas en inglés) e hizo una oferta a Egipto y Sudán para facilitar el intercambio de información sobre el proceso que ambos países rechazaron.

El Cairo y Jartum, por su parte, advirtieron a Etiopía de que no llevara a cabo ninguna «acción unilateral» y dijeron que «todas las opciones están abiertas» ante esa eventualidad.

Ambos consideran que el proceso de llenado de la presa podría afectar severamente los niveles de agua del Nilo en sus respectivos tramos.

Etiopía, por su parte, considera que la obra, que será la presa hidroeléctrica más grande de África cuando esté completada, es estratégica para su desarrollo, tanto en términos de irrigación para su agricultura como en cuanto a su capacidad para producir electricidad. EFE