Se pide la apertura urgente de sedes del Instituto Cervantes en El Aaiún y Dakhla

La organización para la cooperación hispano marroquí Tariq Ibn Ziad he enviado sendas cartas al Instituto Cervantes y al Ministerio de Asuntos Exteriores en la que se pide la apertura de sedes del Instituto en las provincias del sur de Marruecos.

RPRESS Pedro I. Altamirano. Málaga, 9 de abril 2022.- El castellano es una de las lenguas más hablada del planeta, por lo que su importancia cultural, todos los seres humanos deben tener libre acceso a ella. En efecto, así es, no es solo una lengua muy hablada, sino de las más estudiadas en todo el mundo. Pocos lugares existen donde no se pueda tener acceso a su estudio, uno de ellos, aunque parezca mentira, son las provincias del sur de Marruecos, en el conocido en España como el Sáhara occidental.

Una anormalidad cultural sin sentido alguno. Las provincias del sur fueron responsabilidad española durante décadas, incluso fueron consideradas provincia española, donde la lengua oficial era el Español. Al abandonar el territorio según los acuerdos de Madrid, no solo abandonaron el territorio, sino que abandonaron cualquier contacto o defensa de la cultura española, entre ellas el castellano. De tal modo se rompía todo contacto con una cultura y una lengua a la que todos los seres humanos tienen derecho a conocer.

El 11 de mayo de 1991 se crea el Instituto Cervantes, una organización pública española cuyos dos objetivos principales son la promoción y enseñanza de la lengua española, y la difusión de la cultura de España e Hispanoamérica que toma su nombre del escritor Miguel de Cervantes. Se fue extendiendo de forma rápida por todo el mundo, y como es lógico en el Reino de Marruecos donde mantiene sedes en Casablanca, Fez, Marraquech, Rabat, Tánger, Tetuán, pero nunca se plantearon, por evidentes motivos políticos, el instalarlo en las provincias del sur. Los indígenas autóctonos que fueron considerados españoles ¿no tenían derecho? ¿no tienen derecho al estudio del español?

¿Por qué España discrimina a sus ex ciudadanos? ¿Por qué les niega el acceso al estudio de la lengua y la cultura a la que pertenecieron de pleno derecho? Así les dijeron desde Madrid, pero la verdad es que el abandono no fue político, el abandono fue cultural. Se puede afirmar que España comete una clara falta a los Derechos Humanos al negar el acceso a la cultura a grupo de personas. Pero es que, además, comete un error que va en contra de los propios valores del Instituto Cervantes, de los intereses culturales de España. ¿Se imaginan a Inglaterra negando el estudio del Inglés y cultura británica a alguna ex colonia? Inimaginable ¿verdad? Pues eso es lo que hace España con los habitantes de las provincias al sur de Marruecos. Margina a sus habitantes por motivos ajenos a la cultura.

La organización para la cooperación hispano marroquí Tariq Ibn Ziad es consciente de este déficit cultural, por lo que, en concordancia con el inicio de las normales relaciones bilaterales entre España y Marruecos, ha enviado sendas cartas al Sr. D. Luis García Montero, Director Instituto Cervantes y al Sr. D. José Manuel Albares Bueno, Ministro de Asuntos Exteriores, en la que se pide de forma textual:

Desde la organización para la cooperación hispano marroquí Tariq Ibn Ziad, dedicada a la defensa y desarrollo del intercambio social, cultural y de derechos humanos entre la sociedad civil española y marroquí, pensamos que, a partir del normal restablecimiento de la cooperación institucional entre ambos países, promulgado por la acción del Presidente del actual gobierno de España y SM Mohammed VI, ha llegado el momento de sobre poner el interés de la cultura por encima de cualquier otra cosa ajena a la cultura.

Un de los principales objetivos de nuestra organización es la defensa y desarrollo de los derechos humanos, y por tanto del derecho de las personas a la cultura, por encima de cualquier otra consideración. El acceso al conocimiento de la lengua castellana, una de las lenguas más habladas del mundo, es uno de los derechos básicos de la cultura.

Debemos comprometernos por tanto, con todos y cada uno de los ciudadanos del Reino de Marruecos, si excepción alguna, mucho menos en las provincias el sur de Marruecos, de forma especial en El Aaiún y Dakhla que tanta vinculación tienen con España y el español. No podemos permitir seguir de espaldas a esta realidad, dar un paso firme hacia delante, y hacer del aprendizaje del castellano lo que es, un derecho básico de las personas, pero sobre todo de la infancia.

Por ello, desde la Tariq Ibn Ziad, les proponemos que, a la mayor brevedad posible, y respetando las partidas presupuestarias, tengan en consideración nuestra propuesta de abrir centros del Instituto Cervantes en el mayor número posibles de ciudades del sur de Marruecos, pero de forma prioritaria en las ya indicadas de El Aaiún y Dakhla.

El castellano es un patrimonio universal y es responsabilidad de las administraciones española el facilitar su estudio al mayor número de personas sin entrar en más consideraciones que el conocimiento y la cultura.

Es de esperar que sean tomadas en consideración, y de ese modo, reparar un déficit cultural con el sur de Marruecos, que además de hacer justicia, se ajusta a los Derechos Humanos en cuanto al acceso a la cultura.

CERVANTES – SAHARA

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies