Santo Tomé y Príncipe vota a su nuevo presidente en segunda ronda electoral

Los colegios abrieron a las 07.00 hora local (igual GMT) en un país de algo más de 219.000 habitantes en las dos principales islas que dan el nombre a esta nación del golfo de Guinea, que se independizó de Portugal en 1975.

EFE/EPA/NUNO VEIGA

RPRESS  Nairobi, 5 septiembre 2021 (EFE).- Santo Tomé y Príncipe acudió hoy a las urnas para elegir al exministro Carlos Vila Nova o al ex primer ministro Guilherme Posser da Costa como nuevo presidente de este país insular en la segunda ronda de las elecciones presidenciales.

Vila Nova (62 años), de la opositora Acción Democrática Independiente (ADI), ganó la primera vuelta de los comicios celebrados el pasado 18 de julio, a los que concurrieron 19 aspirantes y en los que obtuvo un 39,47 % de los votos.

El segundo candidato con más apoyo, un 20,75 % de los sufragios, fue Da Costa (68 años), del Movimiento para la Liberación de Santo Tomé y Príncipe-Partido Social Demócrata (MLSTP-PSD), partido que lidera la coalición que ostenta la mayoría en el Parlamento.

Como ningún candidato logró mayoría absoluta, los dos más votados, que optan a un mandato de cinco años, debían competir en una segunda ronda que tenía que celebrarse el 8 de agosto.

Sin embargo, la votación se demoró después de que el aspirante que quedó tercero en la primera vuelta, Delfim das Neves, impugnara el resultado alegando fraude, aunque su demanda fue rechazada por el Tribunal Constitucional.

En ese contexto, unos 123.000 electores estaban llamados este domingo a ejercer su derecho democrático en unos 300 colegios, repartidos la gran mayoría en el territorio nacional, pero también en diez países en los que reside la diáspora.

Los colegios abrieron a las 07.00 hora local (igual GMT) en un país de algo más de 219.000 habitantes en las dos principales islas que dan el nombre a esta nación del golfo de Guinea, que se independizó de Portugal en 1975.

El portavoz de la Comisión Electoral Nacional (CEN), Víctor Correia, aseguró esta mañana que «todo marcha con normalidad» en los colegios, que cierran a las 17:00 hora local, en declaraciones recogidas por la agencia estatal de noticias santotomense STP-Press.

NECESIDAD DE «TRANSPARENCIA TOTAL»

Vila Nova votó por la mañana en una escuela de Santo Tomé, donde abogó por la «transparencia total» de los comicios.

«Queremos que la imagen de nuestro país sea limpia y creíble, la de un país que ejerce la democracia desde hace treinta años, llevando a cabo sus elecciones sin mayores incidentes», dijo el candidato de ADI ante los periodistas.

Da Costa hizo lo propio por la mañana en un centro escolar de la capital, en el que expresó su deseo de convertirse en un presidente «legitimado de manera transparente» y que represente «inequívocamente la voluntad del pueblo».

El ganador de estas elecciones, que vigilan varios misiones de observación internacional, como la de la Unión Africana, sucederá al presidente saliente, Evaristo Carvalho (79 años).

Carvalho ocupa la jefatura del Estado desde 2016 y no opta a un segundo mandato, a pesar de que la Constitución se lo permite.

El presidente ejerce un papel representativo y supervisor, a diferencia del primer ministro, puesto ocupado desde 2018 por Jorge Lopes Bom Jesús (MLSTP-PSD), que detenta el poder ejecutivo del Gobierno.

Este, sin embargo, no fue siempre el caso, pues hace años la división de poder entre el presidente y el primer ministro era mucho más ambigua y a menudo surgían disputas entre los dos líderes que desembocaban en la destitución del jefe del Gobierno.

En 2006, varios cambios constitucionales redujeron los poderes de la Presidencia en defensa y asuntos exteriores y dificultaron que el jefe de Estado destituyera al primer ministro y disolviera la Asamblea Nacional, lo que dio una mayor estabilidad política.

Santo Tomé y Príncipe es exportador de productos como el cacao y el café y también vive de la agricultura, la pesca y el turismo, pero sigue dependiendo en gran medida de la ayuda internacional.

Alrededor de un tercio de la población vive con menos de dos dólares al día, según el Banco Mundial.