«Rethinking the Sahara Dispute»: una obra para «desenmascarar al titiritero» (Argelia) y al títere (el Polisario)”

RPRESS Líma, 28 julio 2028. MAP Sanchez Serra agregó, en una declaración a la MAP, que las once contribuciones insertadas en esta obra interdisciplinaria, prologada por el exrepresentantes permanente de Israel en las Naciones Unidas, Yehuda Lancry, son susceptibles de “contribuir a que los lectores conozcan de manera didáctica esta problemática; y, aportar al conocimiento de la causa justa marroquí combatiendo la desinformación.

Abordando la génesis del conflicto, el experto peruano recordó que durante el período de la Guerra Fría “el Polisario, creado por Argelia y la Libia de Gadafi, fue la excusa -en esa ola anticolonialista- para desmembrar territorio de Marruecos, debilitarlo geopolíticamente, pues el Reino representaba una democracia, la libertad y la defensa de los derechos humanos, frente a las tesis comunistas, al expansionismo argelino y libio”.

En estas acciones de socavación contra Marruecos, “los saharauis secuestrados en Tinduf son la carne de cañón, los tontos útiles, en un eventual conflicto” con el Reino.

Décadas más tarde, “los objetivos primigenios -diseñados durante la Guerra Fría, ya no existen, sus hipótesis son obsoletas”, subrayó Sánchez Serra, cuya contribución a la obra está titulada «La obsolescencia programada de las tesis del Polisario”.

Ricardo Sanchez Serra, quien es igualmente el vicepresidente de la Federación de los periodistas del Perú, estimó que la verdad sobre el conflicto “se va abriendo paso en este mundo interconectado y velozmente informado, las mentiras argelino-polisarias se van desmoronando como un castillo de naipes, por eso cada vez menos países reconocen a la entidad ficticia Rasd”.

El experto peruano es categórico a este respecto: “La máscara se cayó, no hay Rasd, los Estados tienen que tener autoridades, población y territorio para ser considerados como tales en el derecho internacional, la fingida Rasd se encuentra en territorio argelino (Tinduf) y con una parte de la población saharaui-marroquí secuestrada”.

Sanchez Serra enumeró en este contexto las realidades que apoyan que “en lo jurídico e histórico el Sáhara es marroquí”, y que la posición marroquí “es justa, verdadera, creíble y realista”.

Recordó el reconocimiento de los EE. UU. de la soberanía marroquí sobre el Sahara y la instalación de consulados de más de veinte países en Laayún y Dajla, además de la decisión de la Unión Africana de apoyar a la ONU.

Además, el IV Comité de la ONU ha escuchado a las autoridades saharauis elegidas por la población del territorio,“lo que demuestra que el Polisario no es el único representante del pueblo saharaui como ellos aducen”, subrayó el experto peruano antes de agregar que la ONU ha sentado también en las conversaciones para resolver el conflicto a Argelia “porque no es parte del problema, sino el problema”.

Sánchez Serra hizo un llamado a que Argelia “no maneje este artificial problema para sus fines internos y expansionistas. Debe comprender, dijo, que un Magreb unido es vital para el desarrollo de la subregión. Asimismo, que no se quede en el pasado y se aísle de la comunidad internacional, por humanidad que libere a los saharauis de Tinduf para que vuelvan a su tierra y se reunifiquen con su familia”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies