¿Qué celebramos los andaluces el 4 de diciembre?

Los andaluces digimos no, a esta verdadera infamia que se intentaba tramar contra Andalucía, por lo que un grupo de andaluces decididos convocaron una manifestación para revindicar nuestros derechos históricos como nación, y ser reconocida como tal.

| El 4 de diciembre de 1977 millones de andaluces exigieron el máximo grado autonómico para Andalucía.

RPRESS Pedro I. Altamirano. Málaga, 4 diciembre 2021.-  Andalucía es, sin duda, una de las naciones más antiguas de Europa, con una bandera verde y blanca con la misma historia. Hemos sido independientes en varias épocas de nuestra historia, aunque la más conocida es la proclamación del Emirato Independiente de Abderramán I, y posterior Califato de Córdoba, con Abderramán III.

Nunca, en ninguna época, tastessos, cartaginense, fenicia, romana, la Andalucía con fe islámica, hebrea o cristiana, hemos dejado de ser un pueblo, una cultura basada en la paz y la tolerancia. Escribir la historia de Andalucía es como escribir la historia de la civilización moderna, por lo que nos llevaría varias tesis doctorales. Solo nos referiremos a lo ocurrido un 4 de diciembre de 1977 en plena transición democrática española, justo cuando los “padres” de la Constitución del 78 debatían su articulado.

“Algunos” dejémoslo así, pensaron que debía configurarse en autonomías de primera y de segunda, y para ello no tuvieron otra idea que poner la línea en aquellas que tenían “lenguas” propias, como Catalunya (Catalán), Euskadi (Euskera), Galicia (Gallego) que tendrían un articulado y competencias, mientras que el resto de las autonomías, incluida Andalucía (como si los andaluces no tuviéramos lengua propia) otro con menores competencias que las anteriores.

Los andaluces digimos no, a esta verdadera infamia que se intentaba tramar contra Andalucía, por lo que un grupo de andaluces decididos convocaron una manifestación para revindicar nuestros derechos históricos como nación, y ser reconocida como tal. La manifestación se celebró el 4 de diciembre de 1977 con más de la mitad de los andaluces volcados en las calles de toda Andalucía, pidiendo el máximo nivel autonómico posible.

Todo transcurría en un día festivo. Familias enteras con hijos celebrando y revindicando en paz nuestra identidad andaluza, hasta que grupos de ultras comenzaron a atentar contra un pueblo que se manifestaba en paz. En Sevilla hubo problemas graves, pero en una Málaga abarrotada, la actitud provocadora del ultra falangista que presidía la Diputación de Málaga, Francisco Cabeza López, «Pancho Cabeza», ordenó a la aún “Policía Armada” heredada del franquismo, cargar contra la masa de pacíficos malagueños que se manifestaban por la autonomía.

Como resultado de aquella carga injustificada y terrible, murió asesinado a manos de la policía el trabajador de tan sólo 18 años, Manuel José García Caparrós. Aquel vil asesinato, aún hoy sin resolver, machó de sangre una fiesta democrática familiar y pacífica.

Ese día, los andaluces dejamos bien claro, y pagado con la sangre de un joven inocente, que Andalucía no es como las demás, sino como la que más. Conseguimos que se efectuara un referendo lleno de trampas, ya que bajo ningún concepto se quería a una Andalucía con los mismos derechos que Vascos o Catalanes, pero los andaluces, por encima de todo, celebramos y ganamos el referendo un 28 de febrero de 1980.

Hoy Andalucía dispone de una autonomía plena con rango de Constitución, Gobierno propio, con nuestra bandera verde y blanca, nuestro himno nacional, y reconocimiento de nacionalidad histórica. No es todo lo que queremos y deseamos, pero eso es otro tema. Hoy 4 de diciembre celebramos la dignidad y valentía de un pueblo, el andaluz, que no permite ser menos que nadie, tampoco más, pero sobre todo que defiende lo que le pertenece. Del mismo modo, nunca nos olvidamos del andaluz malagueño Manuel José García Caparrós, siempre en la memoria.