«Pequeño país», el genocidio de Ruanda a través de los ojos de un niño

RPRESS Jose Oliva. Barcelona, 22 mayo 2021.- (EFE).- El cineasta francés Eric Barbier rememora el genocidio de Ruanda en su última película, «Pequeño país», con la que quería «mostrar la tragedia a través de los ojos de un niño», ha explicado coincidiendo con el estreno del filme esta semana en España.

«Pequeño país» está basado en el libro homónimo de Gaël Faye, una obra que ganó en Francia el Goncourt de los Estudiantes y consiguió vender más de 1,2 millones de ejemplares, además de publicarse en más de medio centenar de países, lo que lo convirtió en un fenómeno literario.

El director tuvo claro desde el principio que había de tener a Faye a su lado para acometer este proyecto, pues, como ha reconocido en una entrevista con Efe, «no conocía Burundi ni Ruanda».

Barbier encontró «la fuerza de la novela» en la perspectiva que ofrecía a partir de «una familia que vive sus problemas cotidianos como cualquier otra, pero que en este caso actúa como caja de resonancia de los hechos históricos que se van sucediendo a su alrededor».

Al igual que han hecho otros directores, en «Pequeño país» todo sucede a través de los ojos de un niño, Gabriel, que, a decir del director, «vive primero la separación de sus padres, luego el conflicto que llevará la guerra a Burundi y, finalmente, el genocidio de los tutsis en el país vecino, Ruanda».

Señala Barbier que el niño no comprende bien lo que está pasando, actúa como «mero espectador» y en la pantalla aparece su perspectiva de todos esos dramas que suceden a su alrededor, lo que «aporta un elemento más sensible, en lugar de histórico, de ese momento».

Gabriel, añade, tiene «una visión troceada de la historia de sus padres, del conflicto en su país y del genocidio en el país vecino; y el espectador sigue todos esos trocitos y se va dando cuenta de que no entiende lo que él entiende».

Para Barbier, resulta interesante abordar ese conflicto que se produjo en África a través de esa familia tan particular formada por «el padre, un hombre blanco francés, y la madre, que es una refugiada ruandesa en Burundi, y es precisamente esa mezcla la que permite después dar toda la explicación de la historia, a través de la pareja».

Admite el director francés que a pesar de haber sido un genocidio reciente, «la humanidad ha dado numerosas muestras de no haber aprendido demasiado de estas tragedias».

La película no se pudo rodar en Burundi, recuerda Barbier, porque la situación política era muy complicada y se tuvo que filmar íntegramente en Ruanda. «Allí reconstruimos Burundi y contamos con un 98 % de actores no profesionales de origen burundés, que salieron de las calles y de los campos de refugiados para dar mayor verosimilitud a la película».

Asegura el cineasta francés que «fue complicado trabajar con estas personas, porque los actores no profesionales no viven las emociones, las tienen que reconstruir».

«Pequeño país» destila asimismo una crítica velada al racismo europeo heredero del colonialismo: «Es uno de los problemas del niño, que palpa un racismo no definido entre su padre y su madre. Hay un momento en que el padre le dice que se siente más negro que los africanos, una clara perspectiva de colono; y la madre dice, por su parte, que se ha casado para poder comprar en los Champs Elysées de París; y el niño está atrapado entre estas dos imágenes».

En el desenlace de la historia, «no sólo se deshace la pareja como familia, sino que también se deshace culturalmente», subraya Barbier.

La dificultad con que se encuentra Gabriel es que en determinado momento se ve medio obligado a escoger entre «su padre, que tiene una historia complicada por el apoyo francés al régimen genocida, y la madre, que ha sufrido ese genocidio».

Para su próxima película, Barbier cambiará totalmente de estilo, «será una película ambientada en el desierto, donde un niño salva a un dromedario, que en realidad es un animal entrenado para participar en carreras», la constatación de que al director le gusta mucho filmar con niños.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies