Otra mentira al descubierto: Argelia no cerro de forma unilateral el gasoducto

En este sentido Eric Besson, exministro francés de Industria y Energía, reaccionó a la decisión tomada unilateralmente por Argelia de no renovar el acuerdo sobre el gasoducto Magreb-Europa (GME), protestando contra "el chantaje implícito" de Argel respecto a los europeos.

| El Gas argelino será el gran perdedor de este nuevo error estratégico del régimen argelino.

RPRESS  Pedro I. Altamirano. Málaga, 6 noviembre 2021.- Estamos saturados de leer, escuchar y ver en los medios informativos españoles, que Argelia, como represalia a Marruecos ha cerrado el tubo de gas que pasa por el territorio marroquí hasta España. Otra “no verdad” que desinforma y distorsiona la realidad del problema del Gas.

Esto es más que cuestionable, porque lo que, en realidad ocurre no es que Argelia haya cortado el gas por el ramal de Marruecos, sino que “vence el contrato” entre Argelia, Marruecos y España para el pase del gas, y al no ser renovado, Argelia no tiene derecho a seguir utilizando territorio marroquí. Hay que recordar que, si Argelia se hubiese atrevido a cortar de forma unilateral el suministro de gas, hubiese incurrido en una grave acción contra el libre comercio y libertar internacional de tránsito de mercancías ya contratadas. Hay que recordar que el contrato relativo al Gasoducto Magreb-Europa (GME), que transporta el fluido desde Argelia a España a través de territorio marroquí y que venció el 31 de Octubre.

En este sentido Eric Besson, exministro francés de Industria y Energía, reaccionó a la decisión tomada unilateralmente por Argelia de no renovar el acuerdo sobre el gasoducto Magreb-Europa (GME), protestando contra «el chantaje implícito» de Argel respecto a los europeos. También denunció que «Este nuevo nivel es tanto una piedra más en el jardín vecino como un chantaje implícito contra los europeos”. «Ahora debemos esperar que los líderes argelinos recobren rápidamente la razón y una mejor comprensión de los intereses humanos, económicos y sociales de los propios argelinos, de los magrebíes y de la estrecha y esencial cooperación entre el Magreb y Francia de un por un lado, el Magreb y la Unión Europea por el otro «, dijo Besson.

El problema es que Argelia, que de forma continua busca provocar bajo cualquier pretexto al Reino de Marruecos para tapar los graves problemas sociales, económicos y políticos que tiene a nivel interno, se ha negado y niega, a ningún tipo de negociación con Marruecos, por muchos mensajes de paz y amistad que le ha enviado SM Mohammed VI al gobierno argelino, o el ofrecimiento del envío de aviones apagafuegos en el grave incendio en Argelia. Es esta negativa al diálogo lo que ha llevado a la conclusión de la fecha de contrato del paso del gas sin que se haya podido renovar, y por tanto, Argelia esta “obligada” a cerrar el paso por no tener renovado el contrato de uso.

Argelia lo que ha vuelto a intentar hacer, es intentar engañar a la comunidad internacional utilizando la finalización de contrato Gasoducto Magreb-Europa (GME), para enviar un mensaje de fortaleza frente a Marruecos, que mucha prensa se lo ha creído y difundido, en vez de ir al fondo de problema, que es la incapacidad negociadora de un régimen militar en decadencia. EL gaseoducto se cerraba el 31 de octubre, quisiera o no Argelia, esa es la verdad y no otra. También hay que expresar que Marruecos está ahora en su derecho de no renovar el acuerdo.

En caso de no renovación del contrato, Rabat no tiene la intención de abandonar el mantenimiento del gasoducto y no tardará en ponerlo de nuevo en servicio. Se tiene la intención de invertir la dirección del flujo de gas.  Marruecos está ya en conversaciones con España para utilizar las terminales de GNL (Gas Natural Licuado) en los puertos españoles para luego entregar el gas a Marruecos, a través del mismo gasoducto, informan Le360 y Reuters. Gas que llegará a buen precio de países terceros, por lo que Marruecos puede seguir su desarrollo sin Argelia.

Este GNL no competirá con los suministros de gas españoles. Será una compra adicional solicitada por Marruecos que pagará los costos de tránsito (puertos españoles y gasoducto). Rabat ya ha otorgado permisos a los importadores de gas en previsión de la no renovación del acuerdo del gasoducto. La Oficina Nacional de Hidrocarburos y Minas (ONHYM) es la que lleva las negociaciones, por parte marroquí. Hay reuniones previstas esta misma semana. Jaque mate a la maniobra argelina.