ONG advierte de que 29 millones de personas necesitan ayuda en el Sahel

| Unas 811.000 personas requieren ayuda inmediata, una cifra que se ha multiplicado casi por ocho desde 2019, de acuerdo con esta organización.

RPRESS Madrid, 7 junio 2021.- (EFE).- Más de 29 millones de personas necesitan ayuda en el Sahel, una parte de África donde el riesgo de hambruna se ha triplicado en solo dos años, advirtió este lunes Acción contra el Hambre.

Esta organización no gubernamental, con sede en Madrid, alertó en un comunicado del alarmante número de personas en riesgo de inseguridad alimentaria para la temporada de carestía de 2021 en el Sahel, la parte del norte de África entre el desierto del Sahara y la sabana.

De esos 29 millones, unos 13 se encuentran ante una “grave inseguridad alimentaria”, que “seguirá empeorando” y “el número de personas hambrientas aumentará”, con más de 1,6 millones de niños “gravemente desnutridos” que no recibirán tratamiento y muchos “podrían morir o sufrir daños mentales y físicos de por vida”, subrayó la ong.

Unas 811.000 personas requieren ayuda inmediata, una cifra que se ha multiplicado casi por ocho desde 2019, de acuerdo con esta organización.

La carestía, conocida como “la estación del hambre”, es la temporada entre que terminan las reservas de alimento y comienza la siguiente cosecha.

“En comparación con carestías anteriores, este año es diferente y mucho más grave”, alertó Mamadu Diop, representante regional de Acción contra el Hambre en África Occidental.

Además, la pandemia de la covid-19 ha generado un aumento considerable de la inseguridad alimentaria, con el cese de mercados, reducciones de producción agrícola y desaparición de empleo, según la ong.

“Los análisis muestran que más de la mitad de los hogares del Sahel tienen dificultades para acceder o no pueden acceder a alimentos nutritivos asequibles”, afirmó Paloma Martín de Miguel, responsable del Sahel en Acción contra el Hambre.

La covid-19 provoca también una disminución en la cobertura sanitaria, con lo que “las poblaciones llegan a este periodo ya muy debilitadas física y mentalmente, porque no tuvieron las consultas y los seguimientos médicos necesarios», señala Mamadu Diop, representante regional de Acción contra el Hambre en África Occidental.

“La vuelta a la normalidad, la tan esperada salida del túnel, podría ser comprometida por la estación del hambre que empieza en junio», declara Martín de Miguel.

Los episodios de violencia e inseguridad dificultan aún más la acción de agentes humanitarios, que actualmente están más expuestos, según esta ong, que señala que el número de desplazados internos y refugiados supera los cinco millones de personas en esta zona del planeta.

El Sahel abarca parte de países como Mauritania, Senegal, Malí, Burkina Faso, Níger, Nigeria, Chad, Sudán, Eritrea y Etiopía. EFE.