OMS: África podría llegar al 70 % de la población vacunada contra el covid en 2024

Para evitar el malgasto, COVAX ha modificado ya su funcionamiento: mientras en un principio intentó facilitar a cada país las dosis necesarias para vacunar a un 20 % de su población, ahora ofrece a los Estados la posibilidad no sólo de especificar qué vacuna prefieren sino también cuántas dosis tienen capacidad de utilizar, según la OMS.

| Personal médico en Kenia se dispone a administrar la vacuna, en una imagen de archivo. EFE/EPA/DANIEL IRUNGU

RPRESS  Nairobi, 14 diciembre 2021 (EFE).- Si el ritmo de vacunación no aumenta en África de cara a 2022, el continente podría no alcanzar el 70 % de su población vacunada hasta agosto de 2024, alertó hoy la Organización Mundial de la Salud (OMS).

«En un mundo donde África tuviera las dosis y el apoyo para vacunar al 70 % de su población para finales de 2021, un nivel que muchos países ricos han conseguido, probablemente estaríamos viendo decenas de miles de muertes menos por la covid-19 el año que viene», señaló este martes en una rueda de prensa virtual la directora regional para África de la OMS, Matshidiso Moeti.

Hasta el momento, veinte de los 54 Estados soberanos del continente han vacunado al menos al 10 % de su población mientras sólo seis -Cabo Verde, Mauricio, Botsuana, Marruecos, Seychelles y Túnez- han logrado un 40 % de cobertura y dos ellos -Mauricio y Seychelles- el 70 %.

«Ahora que los suministros empiezan a aumentar, debemos intensificar nuestro enfoque en otras barreras para la vacunación, incluyendo la falta de fondos, de equipamiento, de trabajadores de la salud y capacidad de cadenas de frío, además de abordar la reticencia a las vacunas», subrayó Moeti.

El continente ha recibido, hasta ahora, 350 millones de vacunas a través del mecanismo COVAX -impulsado por la OMS y otras organizaciones para garantizar el acceso global y equitativo a la vacuna-, de las cuales alrededor del 80 % llegaron durante los últimos cuatro meses, según la agencia de la ONU.

A pesar de este aumento en el envío de dosis, la falta de «predictibilidad» fue un problema para algunos países, pues a menudo las autoridades se enteraron del número total a recibir y de su fecha de caducidad pocos días antes de la llegada de los fármacos.

Para evitar el malgasto, COVAX ha modificado ya su funcionamiento: mientras en un principio intentó facilitar a cada país las dosis necesarias para vacunar a un 20 % de su población, ahora ofrece a los Estados la posibilidad no sólo de especificar qué vacuna prefieren sino también cuántas dosis tienen capacidad de utilizar, según la OMS.

De cara a 2022, Moeti pidió solidaridad a las naciones ricas, no sólo en forma de donaciones, sino también «liberando los suministros para que los países que han conseguido reunir los recursos puedan adquirirlos», en vez del acaparamiento que África ha denunciado hasta ahora.

Por otro lado, el continente comienza a perder protagonismo respecto a la presencia de la variante ómicron, caracterizada por un alto número de mutaciones e identificada por científicos sudafricanos el pasado 25 de noviembre.

Según la OMS, de los más de 2.700 casos de la nueva variante de la covid-19 detectados a nivel global en 59 países, alrededor del 33 % se han identificado en 11 naciones africanas, un porcentaje que desciende «de manera sostenida».

Sin embargo, más de 70 países mantienen restricciones de viaje dirigidas, sobre todo, a países africanos, incluyendo algunos donde todavía no se ha detectado la variante.

Durante la última semana, el continente experimentó un aumento del 83 % en las infecciones -impulsado por las variantes delta y ómicron- con los casos duplicándose actualmente cada cinco días, el margen más breve registrado este año.

No obstante, según la OMS, las nuevas muertes no aumentaron y se redujeron incluso un 19 % la semana pasada respecto a la anterior, coincidiendo con datos preliminares que parecen indicar alta transmisibilidad pero menos gravedad que en olas previas.

África, que ya se encuentra en su cuarta ola del coronavirus, ha registrado hasta la fecha cerca de 9 millones de casos de covid-19 y casi 225.000 muertes, según los últimos datos oficiales.