Nuevo consejo gobernante en Sudán celebra primera sesión bajo mando militar

La junta militar que perpetró el golpe, liderada por Al Burhan, ha anunciado varias veces en las últimas semanas la pronta formación de un Ejecutivo, a pesar de que las negociaciones con los civiles que componían el anterior gobierno, entre ellos el primer ministro Abdalá Hamdok, están estancadas.

| Protestas este sábado en las calles de Jartum, Sudán. EFE/EPA/STRINGER

RPRESS  Jartum, 14 noviembre 2021 (EFE).- El nuevo Consejo Soberano de Sudán, máximo órgano de gobierno y creado el jueves por el líder militar Abdelfatah al Burhan, que perpetró el golpe de Estado el pasado 25 de octubre, celebró su primera sesión hoy, un día después de las multitudinarias protestas contra la asonada que dejaron seis muertos.

La agencia de noticias oficial sudanesa SUNA dijo que el Consejo Soberano celebró hoy su primera reunión «bajo la presidencia de Abdelfatah al Burhan», que el pasado jueves se autoproclamó presidente de este órgano que disolvió, junto al Gobierno y todas las instituciones de transición, en el golpe de Estado.

Según SUNA, Al Burhan prometió «una nueva visión de futuro» para lograr los objetivos de la revolución sudanesa que, en 2019, derrocó al régimen del dictador Omar al Bashir, cuya caída dio paso a un pacto entre civiles y militares hacia una transición democrática.

Asimismo, los miembros del consejo, compuesto por militares y civiles, prometieron «presentar un modelo óptimo para gestionar el país de forma satisfactoria», así como «la formación de un gobierno civil en los próximos días».

La junta militar que perpetró el golpe, liderada por Al Burhan, ha anunciado varias veces en las últimas semanas la pronta formación de un Ejecutivo, a pesar de que las negociaciones con los civiles que componían el anterior gobierno, entre ellos el primer ministro Abdalá Hamdok, están estancadas.

La reunión del consejo se produce tan solo un día después de que decenas de miles de sudaneses tomaran las calles del país para protestar contra el golpe y para pedir la restauración del Gobierno de Hamdok, que se encuentra en arresto domiciliario.

Esas protestas se saldaron con al menos seis muertos, según el Comité de Médicos de Sudán, que indicó que más de 150 personas también resultaron heridas por disparos, asfixia o impacto de botes de gases lacrimógenos.

Organizaciones y plataformas opositoras han convocado otra marcha masiva para rechazar el golpe y el liderazgo militar el próximo miércoles día 17.

El pasado 25 de octubre, Al Burhan, declaró el estado de emergencia y disolvió los órganos creados para la transición democrática en el país africano, además de detener a Hamdok y a varios ministros y líderes políticos.