Miles en Túnez protestan contra el presidente y exigen un retorno democrático

Saied ha afianzado su gobierno de un solo hombre desde que tomó el poder ejecutivo el verano pasado, destituyó al parlamento, pasó a gobernar por decreto y dijo que reemplazará la constitución democrática a través de un referéndum.

RPRESS  TÚNEZ, 15 may (Reuters) – Miles de tunecinos protestaron el domingo contra el presidente Kais Saied, exigiendo el retorno al orden democrático normal y rechazando la sustitución de la comisión electoral independiente por una que él mismo nombró.

«El pueblo quiere democracia» y «Saied ha llevado al país al hambre» fueron dos consignas coreadas por los manifestantes que se reunieron en el centro de Túnez una semana después de una manifestación más pequeña en apoyo del presidente.

«Ha quedado claro que la calle apoya el regreso al camino democrático», dijo Samira Chaouachi, la vicepresidenta del parlamento disuelto que, al igual que los otros opositores de Saied, lo acusa de un golpe de Estado.

Saied ha afianzado su gobierno de un solo hombre desde que tomó el poder ejecutivo el verano pasado, destituyó al parlamento, pasó a gobernar por decreto y dijo que reemplazará la constitución democrática a través de un referéndum.

Saied niega un golpe y dice que su intervención fue legal y necesaria para salvar a Túnez de años de parálisis política y estancamiento económico a manos de una élite corrupta y egoísta que había tomado el control del gobierno.

Mientras tanto, la economía y las finanzas públicas de Túnez están en crisis y el gobierno está en conversaciones con el Fondo Monetario Internacional para un paquete de rescate en medio de la pobreza y las penurias generalizadas.

Las medidas de Saied han llevado a Túnez a su mayor crisis política desde la revolución de 2011 que introdujo la democracia y desencadenó la ‘primavera árabe’, amenazando los derechos y libertades ganados hace 11 años.

Ha reemplazado a un consejo judicial que garantizaba la independencia de los jueces, así como a la comisión electoral independiente, poniendo en duda la integridad tanto del proceso legal como de las elecciones.

“Nuestra resistencia pacífica continuará en la calle hasta que restablezcamos nuestra libertad y democracia”, dijo uno de los manifestantes, Tijani Tizaoui, un empleado del sector privado, quien dijo que había sido encarcelado antes de la revolución por protestar.

La constitución de 2014 fue el resultado de meses de intensas negociaciones entre una amplia gama de partidos políticos y organismos de la sociedad civil, incluido el poderoso sindicato UGTT, que cuenta con más de un millón de miembros.

Saied rechazó los llamados a un diálogo inclusivo similar y dijo que aquellos que se opusieron a sus movimientos deberían ser excluidos de la discusión sobre el futuro de Túnez mientras se prepara para un referéndum sobre su nueva constitución.

«Los tunecinos rechazan el cambio unilateral del sistema electoral… Los tunecinos están aquí para rechazar el referéndum de Saied», dijo Nejib Chebbi, un político veterano en la protesta.

Información de Tarek Amara, escrito por Angus McDowall, edición de Raissa

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies