Marruecos siempre ha trabajado para ser un catalizador del desarrollo y un proveedor de paz y seguridad en África

"Más allá de la pandemia, Marruecos siempre ha trabajado para ser un catalizador del desarrollo y un proveedor de paz y seguridad en África", afirmó, el sábado, el ministro de Asuntos Exteriores, Cooperación Africana y Marroquíes Residentes en el Extranjero, Nasser Bourita.

RPRESS Rabat, 27 marzo 2022.- Nasser Bourita, que intervenía por videoconferencia en la reunión ministerial preparatoria de la 8ª Conferencia Internacional de Tokio para el Desarrollo de África (TICAD VIII), subrayó que el Reino «está decidido a seguir siéndolo de acuerdo con la visión de Su Majestad el Rey Mohammed VI», señalando que la elección de Marruecos al Consejo de Paz y Seguridad de la UA para el periodo 2022-2025, atestigua este compromiso.

También indicó que «todos los continentes han pagado un alto precio por esta pandemia, cuyo fin esperamos ver», señalando que el precio que ha pagado África es sin duda el más importante.

«La pandemia se irá, y sus secuelas en las economías y el desarrollo permanecerán», agregó el ministro, estimando que la resistencia y la resiliencia de África, -tanto gobiernos como pueblos, que se han visto obligados a luchar en varios frentes a la vez- debe ser aplaudida, objetivamente.

A los frentes del desarrollo socioeconómico, la estabilidad política y la seguridad alimentaria, se añade ahora el de la seguridad sanitaria, explicó, asegurando que «Marruecos ha estado y sigue estando a la vanguardia en África, para asumir este reto».

«En un avance importante, SM el Rey Mohammed VI puso en marcha, en enero de 2022, una unidad industrial para la fabricación de vacunas. Este proyecto ayudará a cubrir las necesidades del Reino y contribuirá a la soberanía sanitaria de los países africanos hermanos», recordó.

Para Bourita, «si la pandemia ha sido un reto sistémico sin precedentes, también ha sido una revelación única de los credos que hay que invertir y de las oportunidades que hay que aprovechar». «En este ámbito, seguimos convencidos de que la asociación con Japón puede desempeñar un papel cualitativo», dijo.

También agregó que, como en cualquier esfuerzo, la inversión es clave, señalando que la IDE japonesas en África, sin embargo, han disminuido de 10.000 millones de dólares en 2010 a 6.900 millones en vísperas de la pandemia.

Iniciada en 1993 por el gobierno japonés, la TICAD, cuya 8ª edición se celebrará en agosto en Túnez, es un foro internacional sobre el tema del desarrollo en África.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies