Líder socialista marroquí pide a Sánchez una política de amistad con Rabat

En su carta, el líder socialista marroquí pide "a todo el gobierno español que deje de insultar a Marruecos" y que aborde con Rabat una "política de amistad y de buena vecindad en el marco de la claridad y la responsabilidad política y moral al servicio de la paz, la seguridad y la cooperación en la región".

| Dris Lachgar, Secretario general del partido socialista marroquí Unión Socialista de Fuerzas Populares (USFP)

RPRESS Rabat, 24 de mayo 2021.- (EFE).- El secretario general del partido socialista marroquí Unión Socialista de Fuerzas Populares (USFP), Dris Lachgar, dirigió hoy una carta al presidente del Gobierno español, el socialista Pedro Sánchez, al que pide que aborde la relación con Marruecos con una política de «amistad y buena vecindad».

Lachgar remitió esta carta en medio de la escalada de tensión diplomática entre Madrid y Rabat por la hospitalización en España del líder del Frente Polisario, Brahim Ghali, y tras la oleada migratoria de la semana pasada en Ceuta.

«Sí, podemos afirmar que vivimos una de las crisis más graves en las relaciones entre Marruecos y España, pero soy optimista en cuanto a la salida de esta situación que no hace más que animarnos a tratar de forma seria y radical nuestras relaciones», aseveró Lachgar.

En su carta, el líder socialista marroquí pide «a todo el gobierno español que deje de insultar a Marruecos» y que aborde con Rabat una «política de amistad y de buena vecindad en el marco de la claridad y la responsabilidad política y moral al servicio de la paz, la seguridad y la cooperación en la región».

Calificándole de «camarada», Lachgar advirtió a Sánchez de que una ruptura de relaciones bilaterales «será perjudicial para los dos pueblos».

Por otra parte, Lachgar habló detalladamente de la decisión de España de recibir al líder del Frente Polisario, Brahim Ghali, en un hospital en Logroño -que desató la actual tensión diplomática entre Rabat y Madrid- y subrayó que el conflicto del Sáhara Occidental es «un episodio de un planteamiento conspiratorio para dividir y cercar Marruecos».

El presidente del Gobierno español, Pedro Sánchez, aseguró hoy en Bruselas que la llegada masiva de inmigrantes irregulares a Ceuta la pasada semana supone una crisis entre la UE y Marruecos y asegura que este país no tiene mejor aliado que España en la Europa comunitaria.

El presidente del Gobierno se dirigió a Marruecos para asegurar que no tiene «ni mejor ni mayor aliado dentro de la Unión Europea que España para defender intereses estratégicos importantes» para ese país y para la UE.

Insistió asimismo Sánchez en el carácter estratégico de la relación entre la UE y Marruecos y afirmó que desea que sea lo más constructiva posible. EFE