Kenia impone duras restricciones para personas sin vacunar contra la covid-19

RPRESS  Nairobi, 23 diciembre 2021 (EFE).- El Gobierno de Kenia prohibirá la entrada a edificios estatales, así como a restaurantes, hoteles y transportes colectivos, para todas las personas no vacunadas contra el coronavirus a partir de hoy, anunció el Ministerio de Sanidad.

Según la secretaria administrativa jefe del Ministerio de Sanidad keniano, la doctora Mercy Mwangangi, las autoridades sanitarias desplegarán a sus trabajadores en las calles para garantizar el cumplimiento de esta normativa y supervisar su implementación.

Además, «todos los organizadores de eventos, los proveedores de servicios y los funcionarios del Gobierno deben garantizar la implementación de nuestros protocolos», dijo Mwangangi en una rueda de prensa celebrada en Nairobi a última hora del miércoles.

Mwangangi aseveró que, si bien la vacuna contra la covid-19 no es obligatoria en Kenia, «quienes deseen disfrutar del privilegio de interactuar con el resto de la comunidad deben vacunarse».

A partir de ahora, según esta normativa, las personas que no se hayan vacunado contra el coronavirus no podrán acceder a las oficinas y hospitales públicos, entre otros edificios estatales, así como a cualquier empresa que atienda a más de 50 clientes al día.

Las prohibiciones también se extienden a los medios de transporte colectivos, incluidos autobuses, taxis, moto-taxis y vuelos nacionales e internacionales, así como al acceso a hoteles, bares, restaurantes y espacios naturales protegidos.

Además, los turistas extranjeros que viajen a Kenia deberán presentar su certificado de vacunación a su llegada al aeropuerto.

Estas restricciones, avanzadas por primera vez en noviembre por el Ministerio de Sanidad, han sido objeto de varias polémicas en el país e incluso el Tribunal Superior de Kenia ordenó su suspensión al menos hasta que finalice una audiencia sobre el caso en enero.

El juez Antony Mrima tomó esa decisión el pasado 14 de diciembre después de estudiar la demanda de un empresario local, Enock Aura.

Aura describió esta normativa como una grave violación de la Constitución keniana y presentó en el Tribunal Superior una petición urgente con el objetivo de evitar que el Estado negase servicios gubernamentales a los ciudadanos sin vacunar.

El Gobierno keniano, pese a ello, decidió seguir adelante con la normativa.

Por su parte, Human Rights Watch (HRW) advirtió de que esta normativa podría «violar los derechos al trabajo, a la salud y la educación de millones de kenianos» debido a la escasa proporción de ciudadanos vacunados hasta el momento (solo el 10 % de los adultos).

«Debido a la distribución mundial desigual de las vacunas contra la covid-19, Kenia no tiene suministros de vacunas suficientes para garantizar que todos los adultos sean vacunados antes de la fecha límite», lamentó esta organización a principios de diciembre.

Hasta la fecha, Kenia registró unos 270.900 casos de covid-19, de los que más de 5.350 acabaron en muertes, y tiene a menos del 7 % de su población total con la pauta completa. EFE

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies