Inauguración de la cuarta edición del encuentro de verano de menores detenidos en Casablanca

La DGAPR aspira a hacer de esta reunión una reunión anual para crear un entorno educativo y de entretenimiento seguro para los menores detenidos con el fin de ayudarlos a construir su personalidad, descubrir y perfeccionar sus talentos.

RPRESS Casablanca, 05 julio 2021 (MAP), La cuarta edición del encuentro de verano de menores detenidos, organizado por la Delegación General para la Administración y Reintegración Penitenciaria (DGAPR) se inauguró el lunes en el centro de recuperación de Casablanca bajo el tema » Encuentro de menores: compromiso y continuidad ».

Este encuentro, que se prolongará hasta el 15 de septiembre, incluye cinco etapas según un enfoque local teniendo en cuenta las medidas cautelares y de distanciamiento físico implementadas de acuerdo con el protocolo de salud para frenar la propagación del COVID-19.

La DGAPR aspira a hacer de esta reunión una reunión anual para crear un entorno educativo y de entretenimiento seguro para los menores detenidos con el fin de ayudarlos a construir su personalidad, descubrir y perfeccionar sus talentos.

También tiene como objetivo que los menores detenidos utilicen y gestionen mejor su tiempo para desarrollar sus habilidades en el trabajo en grupo, la comunicación, los deportes individuales y grupales, en el marco de talleres de formación, concursos y actividades diversas.

Hablando en esta ocasión, el director de acción social y cultural a favor de los presos (DGAPR), Moulay Driss Akelmam señaló que esta edición vio un fortalecimiento de actividades y programas y un aumento en cuanto a la participación femenina (90 presos).

Esta reunión también estuvo marcada por un aumento en el número de beneficiarios, de 1.200 durante la primera edición en 2018 a 4.858 en 2020, un aumento del 304%.

En cuanto a las medidas cautelares encaminadas a combatir la propagación del coronavirus, destacó que esta situación excepcional obliga a todos a tomar las precauciones necesarias, señalando que debido a esta situación inédita, la organización de esta edición se realiza en el marco de un programa especial.

Este programa prevé la realización de todas las actividades y competencias de manera individual, como parte de una participación limitada en cada categoría de actividades programadas, con el fin de garantizar la seguridad de todos, agregó, haciendo un llamado a todos los detenidos para que demuestren un espíritu de responsabilidad.

Unos 200 funcionarios se encargarán de supervisar a los menores detenidos durante las cinco sesiones programadas para esta edición, que incluye una serie de actividades educativas, culturales, artísticas, deportivas y sociales.