Hallan la primera momia egipcia embarazada

Supuestamente procedería de las tumbas reales de la necrópolis de Tebas, al sur del país, y se cree que es de una mujer del siglo I antes de Cristo.

| ALEKSANDER LEYDO AFP

RPRESS 4 de mayo 2021.- Aunque han pasado siglos y siglos, todavía siguen apareciendo sucesos inéditos que permiten ampliar o iniciar investigaciones sobre la antigua Egipto. El último ha sido el descubrimiento de una momia egipcia con una particularidad, que se trata de la primera mujer embalsamada estando embarazada.

Un grupo de arqueólogos y bioarqueólogos de la Universidad de Varsovia, en Polonia, ha llevado a cabo una investigación y examinando a la momia se ha detectado el primer caso conocido de una así en esas circunstancias. Se cree que procede de las tumbas reales de la necrópolis de Tebas, al sur de Egipto. Fue revelado este jueves en un artículo publicado en la revista Journal of Archaeological Science. 

Según las investigaciones, se afirma que podría ser una mujer de la élite tebana, fallecida en el siglo I antes de Cristo, pero no se conoce su identidad. Además, se ha revelado que la mujer murió entre los 20 y los 30 años, estando entre la semana 26 y 30 de la gestación.

La historia del feto

Tanto la madre como el feto fueron momificados y el feto se dejó de manera intacta en el útero. Se momificó en una posición característica de un embrión, es decir, con las manos en la cara y piernas cruzadas. La edad se ha podido conocer midiendo el perímetro cefálico del feto, de unos 25 centímetros.

El Proyecto de la Momia de Varsovia llevó a cabo una radiología de la momia y analizando el sexo de la misma fue como se detectó una anomalía, como una pierna pequeña. El feto está rodeado por el tejido del útero, entonces es difícil realizar un análisis con detalle de él. Lo que no comprenden es por qué no se momificó aparte, aunque una hipótesis es que se considerara parte de la madre por no haber nacido aún o que fuera complicado de extraer sin dañar a la madre.

Enigmas sin resolver sobre la momia y su origen

La momia llegó al Museo Nacional de Varsovia junto al ataúd y la caja de cartonaje a principios de siglo XX, entre 1917 y 1918, y hasta ahora no se había producido este hallazgo. Fue comprada, en total, por el arquitecto Jan Węzyk–Rudzki, en Egipto, y donado al principio a la Universidad de Varsovia en 1826.

Se dice que supuestamente pertenece a las tumbas reales de Tebas porque así lo asegura el arquitecto polaco en una carta a dos periódicos locales, pero los investigadores no lo tienen del todo claro.

Tampoco se tiene certeza de quién era la madre momificada. Aunque fue apodada en el siglo XIX como “la momia de una dama”, hay un nombre en jeroglífico en el féretro que se ha traducido por “Hor-Djehuty”, que podría ser un funcionario de alto rango durante la época ptolemaica (del siglo IV al I antes de Cristo).

Por otro lado, tanto el ataúd como el cartonaje parecen pertenecer a otro cuerpo diferente, aunque sí podría ser del mismo cementerio, de manera que algo ha pasado ahí, ya sea en la antigüedad o en el propio siglo XIX. Son muchos los enigmas que rodean a la momia y su feto, pero servirá para llevar a cabo más investigaciones y estudiar la gestación en la antigüedad.