Eurodiputados se oponen a la controvertida resolución sobre Marruecos

Un grupo de eurodiputados de diferentes grupos políticos se levantaron el jueves en Estrasburgo contra la iniciativa de algunos de sus colegas de aprobar una resolución hostil a Marruecos.

| Parlamento Europeo

RPRESS Rabat, 11 de junio 2021.- Esta polémica resolución, que dividió al Parlamento Europeo al no obtener el apoyo esperado, fue boicoteada por más de la mitad de los miembros del hemiciclo que consideraron inoportuno e imprudente antagonizar a un socio tan importante para la Unión Europea como Marruecos.

«Me resultó difícil apoyar esta resolución y voté en contra. No estoy seguro de que deba tomarse en serio porque se basa en una mezcolanza de noticias falsas», dijo el eurodiputado checo Tomáš Zdechovský en un comunicado.

«Esta resolución es contraproducente para la relación entre Marruecos y España», explicó.

Marruecos, agregó, «ha sido durante mucho tiempo nuestro socio confiable y serio. Para la Unión Europea, ha sido uno de los mejores socios de África. Y por eso no he querido apoyar esta resolución», insistió.

La eurodiputada belga Frédérique Ries, por su parte, expresó su rechazo a esta resolución, que no sirve a los intereses de Europa.

«Voté en contra de esta resolución que hace todo menos pedir una reducción», dijo en una declaración similar.

Afirmó que «el sentido común habría obligado al Parlamento a pedir a España y Marruecos que intensifiquen su cooperación. En cambio, la resolución ridiculiza a nuestro socio estratégico marroquí y guarda silencio sobre las responsabilidades de las fuerzas del orden español en la violencia denunciada por las ONG«. – y por el que la justicia española ha abierto una investigación ”.

Y añadir que «una diplomacia eficaz y pragmática es todo menos una diplomacia incendiaria. Este texto, al contrario, y hasta su título, es una falta».

El eurodiputado Ilhan Kyuchyuk, por su parte, criticó la política migratoria de la Unión Europea, que no está a la altura de los desafíos actuales, y señaló que «en lugar de buscar la confrontación, debemos buscar formas de fortalecer la cooperación».

Refutando cualquier europeización de la crisis bilateral con España, afirmó que «los desacuerdos bilaterales entre socios cercanos deben resolverse a través del diálogo diplomático«.

En este sentido, destacó los esfuerzos de Marruecos en materia de cooperación migratoria y acogió con satisfacción la decisión del Reino sobre la solución definitiva del problema de los menores no acompañados en Europa.

«Nuestra asociación estratégica no debe verse comprometida. Debemos apaciguar la situación reanudando el diálogo bilateral«, agregó.

La misma historia con la eurodiputada danesa Søren Gade, quien dijo en un comunicado haber rechazado este texto porque no refleja la naturaleza confiable y cercana de las relaciones entre Marruecos y la UE.

«He decidido no votar a favor del texto. Creo que es importante tener relaciones fiables y estrechas entre Marruecos y la Unión Europea«, dijo.

El camino de la sabiduría también ha razonado con el eurodiputado francés Dominique Riquet que cree que «esta resolución, cuando la situación se está normalizando, no es probable que calme las cosas«.

Considera que «no está justificado tensar las relaciones con Marruecos, que sigue siendo un socio importante de Europa en África a todos los niveles: inmigración, seguridad, economía …«.

Esta relación privilegiada, insistió, «por el contrario, debe profundizarse y fortalecerse«.