España debe apoyar el acuerdo de defensa entre Marruecos e Israel por lo que significa de seguridad y lucha contra el terrorismo.

• La inestabilidad en el Mediterráneo con los conflictos en Libia, el Sahel y el Frente Polisario, necesita un gran acuerdo de seguridad bilateral. Israel y Marruecos dan un primer paso importante.

| El ministro de Defensa israelí, Benny Gantz (d), intercambia documentos con su homólogo marroquí, Abdellatif Ludiyi (i), durante la firma de un acuerdo destinado a reforzar la cooperación entre ambos países en el ámbito de inteligencia, industria de defensa y entrenamiento militar, en el ámbito de su visita a Rabat, este miércoles. EFE/ Ministerio de Defensa de Israel/Ariel Hermoni

RPRESS Pedro I. Altamirano. Málaga, 25 noviembre 2021.- El ministro de Defensa israelí, Benny Gantz, ha formalizado un acuerdo de cooperación en materia de defensa, inteligencia y ciberseguridad con el Reino de Marruecos. Tiene especial importancia al ser el primero Israel firma con un país árabe, lo que supone un nuevo espacio de colaboración. Es una muestra evidente del desarrollo de la colaboración entre ambos países tras la normalización de relaciones entre los dos países el pasado diciembre.

Según informa EFE, el convenio está destinado a reforzar la cooperación entre ambos países en el ámbito de la inteligencia, la ciberseguridad, la industria de defensa, el entrenamiento militar y la transferencia de tecnología y formación. «El acuerdo que firmamos nos permitirá cooperar con ejercicios (militares conjuntos) y con información», señaló Zohar Palti, encargado del área político-militar del Ministerio de Defensa israelí y que acompañó a Gantz en su visita a Rabat. En declaraciones a la prensa, Palti definió la colaboración entre ambos países como «una alianza estratégica de conocimiento».

Durante la reunión con su homólogo marroquí, Gantz subrayó que el acuerdo será la base de los futuros proyectos de cooperación militar entre Israel y Marruecos y que las relaciones bilaterales «deben expandirse y consolidarse». El Ministerio de Defensa israelí añadió que también abordaron la situación en Oriente Medio y el Norte de África, los retos de terrorismo extremista y «las amenazas fronterizas y aéreas».

| El ministro de Defensa israelí, Benny Gantz (c), pasa revista a la guardia de honor durante su visita a Rabat, este miércoles. EFE/ Ministerio de Defensa de Israel/Ariel Hermoni

Con ello se abre una oportunidad para reforzar la seguridad en un Mediterráneo inestable por causa de los conflictos de Libia, la débil estabilidad política de Túnez, la grave situación social y política en Argelia, las amenazas del Polisario y el terrorismo en el Sahel. España, a pocos kilómetros del Magreb, no puede continuar al margen de este espacio de seguridad. El eje que supone este acuerdo EEUU-Marruecos-Israel, deja en fuera de juego y condenada a la insignificancia a España en el eje Baleares-Estrecho-Canarias.

España debe, de forma inmediata girar su política exterior y de defensa de forma inmediata. No puede seguir en brazos de dictaduras totalitarias como Argelia o Venezuela, dando la espalda a la OTAN, a los EEUU. España debe recobrar el lugar que le corresponde, de forma histórica, en la política de seguridad y geoestratégica; volver a la cooperación intensa con la OTAN, con los EEUU, cumplir con sus obligaciones de gasto en defensa, y desde ahí, colaborar y participar de forma activa en este nuevo escenario que abre israelíes y marroquíes.

Debe comenzar por reconocer la soberanía marroquí sobre el Sahara, restablecer e incrementar las relaciones diplomáticas con Marruecos a los niveles que corresponden a dos vecinos, con tanta importancia geoestratégica, y trabajar juntos en este campo tan importante para todos, como es la defensa y lucha contra el terrorismo. Sólo así, España podrá recuperar su lugar, su relevancia internacional y credibilidad como estado europeo, democrático y moderno, que ha perdido en manos del actual gobierno PSOE-Podemos