El opositor Hichilema gana las elecciones presidenciales de Zambia

De acuerdo con los datos de la Comisión Electoral de Zambia, de 5,5 millones de electores registrados, 3,8 millones se presentaron a votar, lo que representó una participación de 70 %.

EFE/EPA/STR

RPRESS Lusaka, 16 agosto 2021 (EFE).- El candidato opositor Hakainde Hichilema fue declarado hoy ganador de las elecciones presidenciales celebradas en Zambia el pasado día 12, al derrotar al actual presidente zambiano, Edgar Lungu.

En una comparecencia televisada emitida de madrugada desde el Centro Internacional de Conferencias Mulungushi (Lusaka), el presidente de la Comisión Electoral de Zambia, Esau Chulu, anunció que Hichilema se anotó algo más de 2,8 millones de votos, mientras que Lungu quedó segundo al cosechar unos 1,8 millones de apoyos.

Chulu, por tanto, declaró vencedor a Hichilema 15 años después de que este político de 59 años y líder del el Partido Unido Para el Desarrollo Nacional (UPND) se presentara a sus primeras elecciones.

Aunque la elección se anticipaba reñida, finalmente el principal aspirante opositor derrotó con comodidad a un Lungu castigado por la grave crisis económica que viene arrastrando Zambia y por la represión creciente de la disidencia por parte de su Gobierno en los últimos años.

De acuerdo con los datos de la Comisión Electoral de Zambia, de 5,5 millones de electores registrados, 3,8 millones se presentaron a votar, lo que representó una participación de 70 %.

La alta afluencia, en especial entre los jóvenes urbanos, ayudó a Hichilema a sobrepasar a Lungu, al canalizar la frustración por problemas como la falta de empleo, según explicó a Efe el analista político Joe Mulenga, que será lo que el nuevo presidente electo tenga que abordar con más urgencia junto a la recuperación de la economía y la reunificación de un país muy polarizado.

«Hichilema prometió a los votantes zambianos que una gestión económica sólida y la creación de empleo serían sus tareas inmediatas, pero se enfrenta a una batalla cuesta arriba en cuanto al empleo porque sus simpatizantes esperan una transformación de sus vidas casi de un día para otro que podría no ocurrir inmediatamente», apuntó este experto.

El oficialista Frente Patriótico también sufrió grandes derrotas -incluso en sus grandes feudos- en las elecciones parlamentarias y municipales que se celebraron también el pasado jueves junto a las presidenciales.

Por el momento, Lungu no ha hecho declaraciones, pero varios de los líderes opositores que también participaron en las elecciones han urgido al jefe de Estado saliente a admitir la derrota y a facilitar la transición de poder.

Esos mensajes llegaron después de que el pasado sábado, cuando aún solo se conocían los primeros resultados preliminares con Hichilema a la cabeza, el todavía presidente emitiera un comunicado afirmando que las elecciones no habían sido «ni justas ni libres».

En concreto, el mandatario mantuvo que el proceso quedaba «nulo» por episodios de violencia vividos en tres provincias del país, donde sus representantes en los colegios electorales fueron «maltratados y expulsados, una situación que dejó los votos del partido gobernante desprotegidos».

Las misiones de observación de los comicios como la enviada por la Unión Africana (UA) y la Unión Europea (UE), sin embargo, habían considerado que la votación tuvo una buena gestión técnica pese a algunas incidencias.

Hichilema, por su parte, publicó un mensaje en su cuenta de Twitter para dar las «gracias» a los zambianos.