El Fórum Canario Saharaui tacha de anacrónico de la celebración de la Conferencia Intergrupos Parlamentarios ‘Paz y Libertad para el pueblo saharaui’

El Polisario se ha quedado dormido en los laureles olvidando que en política la legitimidad y la representatividad no son títulos eternos y que estas, con el tiempo, pueden erosionarse por los errores y abusos.

RPRESS Málaga, 11 de mayo 2022.- En un comunicado del Fórum Canario Saharaui, indican que  la celebración de este tipo de actos anacrónicos basados en el falso relato instalado por el Polisario desde hace décadas en España a todos los niveles (en este caso a nivel político), y en el que los receptores de dicho relato viven desorientados, ajenos a la realidad, en base al mismo. Todo ello a costa del sufrimiento de la población saharaui que malvive en los campamentos de Tinduf, una población que asiste una y otra vez con resignación a la ‘bunkerización’ de una cúpula gerontocrática (la del Polisario), cada vez más acomodada en sus puestos de privilegio y beneficios pecuniarios procedentes de la ayuda humanitaria internacional, y distanciada de una población que vive y sufre en los campamentos en el hastío de la indefinición permanente, mientras se la ignora y reprime indiscriminadamente cuando alza la voz contra sus dirigentes. 

Sin duda el mundo de hoy mira hacia el futuro sobre esta cuestión, ya avanzado el siglo XXI, con los ejemplos de Francia, Alemania y Estados Unidos (y ahora España), en base a una solución negociada en el marco precisamente de Naciones Unidas, a la vista de las resoluciones del Consejo de Seguridad de los últimos años, que no menciona la palabra referéndum, y que claramente alude a «una solución política justa, duradera y mutuamente aceptable», cuestión esta sospechosamente autocensurada durante este evento en Logroño. Pero en distintos estamentos de nuestro país, todavía se sigue buceando en las profundidades del siglo XX, aludiendo a anacrónicas resoluciones de Naciones Unidas que se remontan décadas atrás, de difícil encaje en la actualidad. Prueba de ello es la celebración de un acto como este. 

De hecho, este Fórum Canario Saharaui acaba de participar en el Foro Social Mundial entre el 1 y 6 de mayo en México, evento cuyo país anfitrión es un histórico y gran aliado del Polisario. Durante la celebración de dicho Foro pudimos comprobar que el Polisario, enrocado en sus quiméricas reivindicaciones, vive sus peores momentos desde su existencia ya que, en las conferencias organizadas por sus responsables, se produjo un inmenso vacío de asistencia. Apenas media decena de asistentes en el principal evento organizado por ellos (adjuntamos foto). Así, mientras sus históricos aliados como México les dan la espalda, en España seguimos viviendo en la irrealidad de seguir apoyando la utopía de sus tesis con inútiles reuniones como esta de cara a la galería, cuando es bien sabido que dichas tesis son irrealizables. 

| Mientras que en España van de mafia, a nivel internacional solo obtienen fracasos, soledad y rechazo (Foto del FSM México 2022)

Un evento además, cuya celebración este año en La Rioja resulta bochornosa, precisamente tras los hechos acaecidos el pasado año, con la sospechosa e ilegal entrada de Brahim Ghali en España y su estancia en el Hospital de San Pedro, cuyo caso sigue siendo investigado judicialmente en Zaragoza, con cargos de la administración riojana en entredicho precisamente por este infame suceso, con una actuación reprochable, y teniendo que declarar ante el juez algunos de ellos, con la connivencia asimismo del gobierno riojano en dicho acontecimiento. 

Sobre lo que se afirma en la declaración institucional del evento celebrado en el parlamento riojano, referente a que «el Frente Polisario es el legítimo y único representante del pueblo saharaui, así reconocido por la ONU y la comunidad internacional», debemos recordar que el estatus que ostenta el Polisario ante la ONU es el de una participación muy limitada, de mero interlocutor, y concretado a los temas específicos de su interés. No hay documento alguno en la ONU sobre el estatuto formal del Polisario, ni este aparece nombrado en la lista de misiones de observaciones de la organización. El estatus del Polisario en la ONU es ambiguo y difuso. 

En cualquier caso, estimamos que el Polisario se ha quedado dormido en los laureles olvidando que en política la legitimidad y la representatividad no son títulos eternos y que estas, con el tiempo, pueden erosionarse por los errores y abusos. En la actualidad dichas credenciales solo las proporcionan las urnas y la buena gobernanza y no las componendas tribales o las glorias del pasado. Especialmente cuando, además, no han logrado ninguno de sus objetivos como representantes de su población en décadas de presunto liderazgo. Reprimiendo cualquier tipo de oposición interna y nuevos liderazgos. 

También en dicha declaración institucional hecha en La Rioja, se mencionan «graves vulneraciones en los territorios ocupados de los derechos de expresión, reunión y asociación hacia la población saharaui». Eso sí, como era de esperar, no se mencionaron en la conferencia las distintas violaciones de derechos humanos que desde hace décadas se perpetran contra población saharaui en Tinduf, como las que acabaron en querellas en la Audiencia Nacional por ejemplo. En realidad, allí no hay mecanismos de vigilancia, es un pozo negro en esa materia. El Polisario tiene boca, ojos y oídos para denunciar día si día también las acciones de Marruecos, pero hacen la vista gorda en cuanto a los atropellos en los campamentos de refugiados. Atropellos denunciados entre otros por Human Rights Watch o Amnistía Internacional. Una vista gorda que se extiende a España con un detestable doble rasero por parte de aquellos que los apoyan de forma ciega y militante. 

Finalmente, tal y como resaltábamos antes, en pleno siglo XXI, entendemos que estas alturas solo cabe una solución, la propuesta de una amplia autonomía como medio realista, posibilista y humanitario que ponga fin al sufrimiento de la parte de la población saharaui que reside en Tinduf (la minoritaria), desgajada del resto de sus familias en el resto del territorio (la mayoritaria), con la consiguiente reunificación y reconciliación de las mismas, así como la posibilidad de prosperidad y progresión social que podrían tener bajo dicha autonomía, que a su vez, después de medio siglo, es imposible que obtengan a través del Polisario. 

Una propuesta de autonomía ahora apoyada también por España (junto a los países antes mencionados, entre otros). Nosotros hemos tenido muchas diferencias con las decisiones del actual gobierno, especialmente en lo relacionado con la reciente entrada ilegal de Brahim Ghali a España. Pero pese a las formas en la que se hizo este reconocimiento de la propuesta de autonomía del Sáhara por parte del gobierno de España, manifiestamente mejorables y más transparentes, algún gobierno, fuese del color político que fuese, tenía que dar este paso. Tengamos alturas de miras y reconozcamos que es la única vía posible para dar por concluido este terrible diferendo, en detrimento del empate infinito y el eterno viaje a ninguna parte que propone el Polisario. 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies