El Ejército de Chad afirma haber vencido a los rebeldes en el norte del país.

RPRESS EFE: Yemena, 9 de mayo 2021.- El Ejército de Chad afirmó hoy haber vencido a los rebeldes del Frente por la Alternancia y la Concordia en Chad (FACT, en sus siglas en francés) y arrestado a más de un centenar de insurgentes en el norte del país, una victoria que niegan, no obstante, los insurrectos.

«No hay ya rebeldes en territorio chadiano, los hemos destruido y puesto en desbandada», aseguró a Efe el general Azem Bermandoa, portavoz del Ejército chadiano y de la junta militar que dirige el país desde la muerte del presidente Idriss Déby, el pasado 19 de abril.

Según este alto cargo militar, los insurgentes del FACT que consiguieron escapar se encuentran ahora entre Níger y el sur de Libia, pero el Ejército logró arrestar a 156 personas.

«Entre los rebeldes capturados figuran cuatro responsables de la rebelión. Queremos asegurar a los chadianos que la guerra ha terminado», declaró general Azem Bermandoa.

El Ejército aseguró también que los derechos de los prisioneros serán respetados conforme a las convenciones internacionales.

El FACT, sin embargo, desmiente la victoria que se adjudican los militares.

«Es una tontería y un burdo montaje. Estamos todavía en la provincia de Kanem, a unos 400 kilómetros de la capital», indicó a Efe este domingo Mahamat Sougui, en nombre de los rebeldes.

Sougui confirmó las detenciones de más de un centenar de personas, pero aseveró que los insurgentes también tomaron a su vez prisioneros entre los militares y que muchos aceptaron combatir del lado rebelde.

EL CONFLICTO REBELDE EN CHAD Y LA MUERTE DE DÉBY

El pasado 11 de abril, el mismo día que el país celebraba comicios presidenciales, rebeldes chadianos procedentes de Libia hicieron una incursión en el territorio nacional con la intención de derrocar al presidente, Idriss Déby.

El 13 de abril, los rebeldes aseguraron haber tomado el control de la provincia de Tibesti (extremo norte), y el 18 de ese mes el de la provincia de Kanem (oeste), información desmentida por el Ejército.

Idriss Déby, un gran aliado de Occidente en la lucha contra el yihadismo en el Sahel, dirigía Chad con mano de hierro desde que derrocó en 1991, mediante un golpe de Estado, al dictador Hissène Habré.

El 19 de abril pasado, Déby fue proclamado vencedor de las elecciones, con un 79,32 % de los votos, pero ese mismo día falleció por heridas sufridas en combate contra las fuerzas rebeldes, según la versión oficial.

Tras su muerte se anunció la creación de un Consejo Militar de Transición (CMT) encabezado por Mahamat Idriss Déby (de 37 años e hijo del presidente fallecido); así como la disolución de la Constitución, del Gobierno y el Parlamento.

La Constitución chadiana establece, sin embargo, que en caso de muerte del jefe del Estado, el presidente de la Asamblea Nacional (Parlamento) debe asumir el poder y se deben convocar elecciones en un periodo de entre 45 y 90 días.

Desde la instauración del CMT, Chad ha vivido semanas de protestas para reclamar una transición civil y la rápida convocatoria de elecciones.

Los incidentes en estas manifestaciones y la represión por parte de las fuerzas de seguridad dejaron ya al menos 14 muertos, 92 heridos y más de 700 personas detenidas. EFE

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies