El banco central de Marruecos mantiene el tipo de interés de referencia en el 1,5%

La economía de Marruecos creció un 7,3% el año pasado, cuando el país cosechó 10,3 millones de toneladas de cereales.

RPRESS  RABAT, 22 marzo 2022 (Reuters) – El banco central de Marruecos mantuvo el martes su tasa de interés de referencia en un mínimo histórico del 1,5%, diciendo que su política monetaria acomodaticia era necesaria para apuntalar la economía en medio de las presiones inflacionarias resultantes de la guerra en Ucrania.

Impulsada por los bienes importados, se espera que la inflación aumente a 4,7% este año desde 1,4% en 2021, antes de desacelerarse a 1,9% el próximo año, dijo el banco central en un comunicado luego de su reunión trimestral de directorio.

El banco revisó a la baja su pronóstico de crecimiento para 2022 a 0,7% desde un 2,9% anterior, citando una severa sequía que redujo las perspectivas para la cosecha de cereales de este año a 2,5 millones de toneladas.

«Estas previsiones están envueltas en una mayor incertidumbre», dijo a los periodistas el gobernador del Banco Central, Abdellatif Jouahri, tras la reunión.

La economía de Marruecos creció un 7,3% el año pasado, cuando el país cosechó 10,3 millones de toneladas de cereales.

Dado que las importaciones continúan superando las exportaciones, se espera que el déficit por cuenta corriente de Marruecos aumente hasta el 5,5 % del PIB en 2022, en comparación con el 2,6 % en 2021.

Clave para la entrada de divisas en Marruecos, se espera que los ingresos del turismo se recuperen a 47 000 millones de dirhams (USD 4800 millones) en 2022 y 80 000 millones en 2023 desde los 34 000 millones de dirhams del año pasado, cuando Marruecos impuso prohibiciones de viaje en destinos turísticos clave para contener el COVID-19. brote.

Las remesas de los marroquíes en el extranjero, que alcanzaron un récord de 93.300 millones de dirhams el año pasado, se prevé que caigan a 79.300 millones de dirhams este año.

Se prevé que las reservas de divisas de Marruecos se sitúen en 342.800 millones de dirhams a finales de 2022, suficiente para cubrir 6,5 meses de importaciones. El déficit fiscal se situaría en el 6,3% del PIB en 2022 y en el 5,9% en 2023. Marruecos no pasará a la siguiente fase de su proceso de flotación de divisas en dirhams, querido por el Fondo Monetario Internacional, “hasta que las pequeñas y medianas empresas estén bien preparadas”. «, dijo Jouahri, y agregó que el contexto actual es «poco propicio» debido a la pandemia y las consecuencias de la guerra en Ucrania.

En marzo de 2020, Marruecos amplió la banda en la que fluctúa el dirham del 2,5% al ​​5%.

Se espera que la deuda pública aumente al 76,1% del PIB este año, desde el 74,8% del año pasado. El índice de préstamos bancarios morosos sigue siendo «manejable» en un 8,7% en enero frente al 8,4% de diciembre, dijo Jouahri.

El Tesoro también está esperando mejores condiciones de mercado para emitir un bono internacional, dijo, sin ofrecer más detalles. Los shocks económicos actuales podrían empujar a Marruecos a renegociar una nueva línea de liquidez preventiva para hacer frente a las consecuencias de los shocks externos a la economía, dijo.

Información de Ahmed Eljechtimi; Editado por Catherine Evans, Jan Harvey y Emelia Sithole-Matarise

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies