Decenas de civiles muertos por un ataque aéreo a un mercado en Tigray

Tras el ataque las ambulancias y los agentes humanitarios encontraron dificultades, en un principio, para acceder a Togoga y atender a los heridos debido al bloqueo de los militares etíopes, si bien pudieron acceder más tarde dijeron las fuentes.

| Tigray al norte de Etiopía

RPRESS Adís Abeba, 24 junio 2021 (EFE).- Un ataque aéreo contra un mercado en el distrito de Togoga, en la región etíope de Tigray, contra la que el Gobierno de Etiopía mantiene una ofensiva armada desde noviembre pasado, causó ayer decenas de civiles muertos, confirmaron hoy a Efe fuentes humanitarias y médicas sobre el terreno.

«Un ataque de estas proporciones contra un mercado con población civil, incluso si hubiera objetivos militares, es un crimen de guerra porque no se ha respetado el principio de proporcionalidad del derecho internacional humanitario», apuntaron a Efe esas fuentes, que quisieron permanecer en el anonimato.

Tras el ataque las ambulancias y los agentes humanitarios encontraron dificultades, en un principio, para acceder a Togoga y atender a los heridos debido al bloqueo de los militares etíopes, si bien pudieron acceder más tarde dijeron las fuentes.

El ataque aéreo, que golpeó este martes por la tarde la localidad de Idagaselus, en Togoga, a unos 25 kilómetros de la capital de la región, Mekele, dejó, además, «centenares» de heridos.

«He visto más de 40 personas heridas por el ataque», dijo a Efe un trabajador sanitario del Hospital Ayder, situado en Mekele, a donde muchas víctimas del ataque fueron después trasladadas.

El Comité Internacional de la Cruz Roja (ICRC) informó hoy en un comunicado de que participó en la evacuación de heridos de la localidad atacada hacia el Hospital Ayder y subrayó que «es fundamental para la misión médica ser respetada y protegida en todo momento».

Asimismo, una fuente de la Comisión de Derechos Humanos de Etiopía (CEDH) -organismo que opera de manera autónoma pero es designado por el Parlamento etíope- confirmó también el ataque a Efe desde Mekele y aseguró que sus intentos de acceder a la zona para evaluar los destrozos y el número de víctimas fueron bloqueados por los militares.

Efe intentó contactar con el Gobierno interino de Tigray y el Ministerio de Defensa etíope, pero no obtuvo respuesta.

El alto representante de la Unión Europea (UE) para la Política Exterior y de Defensa, Josep Borrell, condenó hoy en un comunicado «los ataques deliberados contra civiles» y el bloqueo de la asistencia médica y humanitaria tras conocerse el ataque aéreao.

«Es otro ataque más que se suma a la horrible serie de violaciones de los derechos humanos y del derecho internacional humanitario, atrocidades y violencia étnica combinado con serias acusaciones del uso del hambre y la violencia sexual como armas de guerra», subrayó Borrell.

El conflicto estalló el 4 de noviembre después de que el Gobierno central atacara al Frente Popular de Liberación de Tigray (FPLT), el partido que gobernaba hasta entonces en la región, en represalia por una presunta agresión previa de fuerzas tigriñas a una base del Ejército federal.

Desde entonces, miles de personas han muerto, cerca de dos millones se han visto desplazadas internamente en la región y al menos 75.000 etíopes han huido al vecino Sudán, país fronterizo con Tigray, según datos oficiales.

Además, organizaciones pro derechos humanos han denunciado violencia indiscriminada y atrocidades cometidas contra la población civil en Tigray, incluyendo más de mil casos de violencia sexual documentados, aunque la cifra real podría ser mucho más alta.