«Convencerme a mí misma de que puedo lograr lo que me proponga ha sido un gran desafío»: Estela Nchama

Ahoraeg. 1 de abril 2021.-

«Quisiera expresar mis condolencias a todas las familias afectadas en el acontecimiento del 7M en Bata» 

Así comienza nuestra conversación con la Modelo de Mujer correspondiente al mes de abril de 2021.

Estela Gaudencia Nchama Ondo, conocida como Estela Nchama. Es cristiana, esposa y madre. Licenciada en Recursos Humanos por la Valley View University, Accra Ghana, en cuya área está trabajando desde hace 9 años. Habla fang, español, inglés y francés.

En el 2019, nuestra Modelo de Mujer fue seleccionada para el prestigioso programa de capacitación YALI (Young African Leaders Initiative ) de futuros líderes desarrollado en EEUU. También es Youtuber, aventura en la que se embarcó a mediados del 2020  (concebido diez años antes en la universidad), apoyando en la educación de la sociedad, particularmente a los jóvenes hacia un cambio positivo de mentalidad.

Su hobby son los programas de impacto social/juvenil, tiene mucho interés por el deporte,  actividad a la que anima a otras mujeres a sumarse, también es amante de la lectura.

¿Cómo es tu vida como mujer en la sociedad?

Es una pregunta bastante profunda. Nací de una familia humilde y luchadora y he sido hija de muchas madres y educada principalmente por ellas.
Recuerdo que hubieron tiempos de mi infancia cuando debido a presupuestos ajustados, llevábamos bocadillos de sardina, cacahuete y otras salsas a clase, pero asegurándose de que los compañeros no se dieran cuenta.

Tuve el privilegio de asistir siempre en centros religiosos, cuya educación considero que me ha impactado enormemente de manera positiva.

Por razones de trabajo de mi Primera Madre, comencé la educación primaria en francés, en la República Centroafricana por unos cuatro años. Al regresar continúe los estudios primarios en  el colegio Claret por un año, y después María Auxiliadora durante 2 años. No sabía expresarme  en castellano, lo cuál fue algo desafiante y era objeto de burla, pero por lo menos entendía mi lengua vernácula, aunque eso no parecía estar de “moda”. Los próximos siete años fueron en el Colegio Santa Teresita, un lugar de mucha disciplina y orden.

Cuando alcancé la mayoría de edad, vivía ya con mi segunda madre. Ella era educadora, por lo que en casa había disciplina, lo cuál a muy temprana edad me sirvió de guía a la hora de tomar decisiones, aunque no siempre tomé las mejores.

La presión social o grupal que afrontamos hoy, siempre ha existido y he tenido bastante. Salir de clase hambrienta, caminar hasta la estación para esperar un autobús o ir a casa a pie, ver a otras chicas de tu generación con ciertos privilegios, etc, no era muy fácil digerir, y el negarse a ciertas ofertas interesantes fue mucho más por miedo a mi tutora y posibles consecuencias personales.

Educarme parecía algo obligatorio, como ya mencioné mi tutora era educadora, aunque no era de las mejores estudiantes, no había opciones de poder desviarse, por lo que a temprana edad entendí que la educación era esencial y el dinero se debía conseguir de manera digna. Hubieron momentos que a iniciativa propia tuve que vender hielo, polos y poco más. Todas esas cosas aunque parezcan insignificantes, han contribuido enormemente a lo que soy hoy.

Durante los años de universidad, recuerdo haber recibido muchos comentarios de algunos compatriotas que me decían que estaba perdiendo el tiempo en la universidad ya que eran demasiados años, que hiciera una Formacion Profesional y regresar al país ya que los trabajos se acababan, es más ¿por qué  habría que “matarme” estudiando si soy mujer y al final de todo un hombre se encargará de mí, y que los hombres tenían miedo a las mujeres formadas?. Los argumentos parecían lógicos, pero estaban infundados. Regresé al país como lo tenía  previsto, y tuve mi primer trabajo en menos de dos meses.

Al graduarme, mi plan era trabajar dos años y hacer el Master. Pero tuve que hacer ajustes en parte por algunos consejos de gente mayor que me dijeron “no se puede pasar toda la vida estudiando”, hay cosas más importantes y debes comenzar a asentar tus bases. Bueno esa vez hice caso, aunque no descarté el plan de estudio.

Cada fase de nuestras vidas supone hacer cambios y ajustes, y esa fue mi realidad al casarme y después ser madre. Todo era mutuo o compartido, las finanzas, mi libertad, mi tiempo, mis planes, etc. Todo cambia y lleva cierto tiempo ajustarse cuando se esta acostumbrado a ser independiente. Pero así es como debe ser, cuando se es niña hay que hacer cosas de niñas, y cuando ya somos adultos pues cosas de adultos, son diferentes etapas de la vida y hay que disfrutarlas.

Para mi ventaja o bendición, mi vida como mujer ha sido bastante llevadera. Compaginar mis responsabilidades profesionales, eclesiásticas y hogareñas no ha supuesto mucha complicación ya que casi siempre he tenido el apoyo necesario, claro que he tenido que hacer ciertos ajustes; diferenciar lo que es importante de lo que no, ya que tampoco se puede tener todo.

 ¿ser mujer ha sido una condición para lograr tus objetivos?

No, gracias a Dios hasta aquí no me he encontrado con ninguna situación en la que mi género condicionase el poder lograr o alcanzar algún objetivo.

Por un momento realmente pensé que lo sería  para conseguir empleo. Casi siempre escuchaba decir que no se puede conseguir trabajo como mujer sin favores sexuales (quid pro quo), lo cuál producía cierto trauma. Si bien es cierto que muchas habrán pasado por dichas experiencias,  pero también conocía de otras tantas que consiguieron su empleo a base de méritos.
Pensar en todos mis sacrificios durante tantos años de estudios, desafíos y el sacrificio de mis seres queridos, para tener que poner mi cuerpo en uso para poder conseguir empleo, sinceramente era impensable, hacerlo sería deshonor a mí y a la gente que tanto dieron por mí.

¿Qué obstáculos o retos has tenido en la vida?

He sido mi mayor reto. Convencerme a mí misma de que puedo lograr lo que me proponga ha sido un desafío muy grande. Mientras muchas de las personas que me rodean apostaban por  mi capacidad, yo siempre dudaba de mí o me daba miedo aceptarlo quizá para evitar actuar en consecuencia.

Como mencioné anteriormente primero era la presión social, y soy consiente de que no pude librarme por completo y tuve que hacer elecciones que más tarde tuvieron consecuencias negativas no proyectadas.

En mis años de primaria y secundaria, no fui precisamente de esas niñas brillantes, supongo que no prestaba la atención necesaria a mis clases, aunque por gracia logré no repetí ningún curso. Al trasladarme a Ghana por motivos de estudios financiados por la familia, me encontré con una cultura diferente en TODOS los sentidos, desde la manera de vestirse, alimentarse, comportarse, educarse, etc y eso realmente era un reto ajustarse a esa nueva realidad. Tuve que pasar más tiempo observando, lo cuál hizo la adaptación fácil. Aprender un nuevo idioma también era un reto, pero no fue casi difícil.

Los últimos dos años de carrera fueron de gran desafío y en mi opinión me prepararon bastante para el futuro.
Por algunas circunstancias personales, me encontré en una situación donde debía responsabilizarme de mí misma en todos los sentidos.

En el tercer año, conseguí trabajo en la biblioteca de la universidad, el cuál debía compaginar con mis estudios. Esos trabajos parciales eran muy solicitados por los estudiantes, y creo que conseguirlo no fue por ser la mejor sino por buenas habilidades interpersonales, las cuáles  hicieron mi estancia muy llevadera durante todos los años fuera de casa, y me abrieron otras puertas.
Recuerdo que en el ultimo año de carrera postulé a eleciones estudiantiles como “asistente del editor”, claro no por placer, se pagaba a los “ejecutivos”.

Para mi ventaja no era fácil determinar de que no era de nacionalidad Ganesa, hasta que debía hablar en su lengua vernácula, por lo que muchos en la universidad no sabían que era extranjera. Me llamaban “Stella”, el cual es nombre Inglés. Cuando llegó el tiempo de realizar la campaña, imprimieron mis pancartas publicitarias con mi apellido en mayúscula y fuente grande. Me entró pánico, ya que sentía que mi “secreto” estaba revelado jajaja y que seguro iban a discriminarme por ser extranjera. Para mi sorpresa ¡gané las elecciones con un buen margen! y claro tuve dinero para seguir cursando los estudios.

Una de las claves del éxito son las “buenas habilidades interpersonales”. A veces las puertas se te abrirán no porque seas el mejor, o tengas mejores conocimientos, sino por tu manera de ser, por respetar y valorar a las personas. Esas puertas que se abren, se pueden cerrar de la misma manera y por las mismas razones, la falta de respeto y consideración hacia las personas. No debemos ser amigo de todos, pero debemos respetar a todos, sea quien sea.

También hubieron personas que llegaron a mi vida en el momento correcto que fueron de gran apoyo para mí y para la exitosa culminación de mi carrera.

En mi profesión Recursos Humanos, el desafio más grande es precisamente tratar con los Humanos. Cada uno es único, con su manera de pensar, comunicarse, comportarse, razonar, etc. Tener que lidiar con esa variedad no es fácil. En algunas cuestiones, me doy cuenta que el enojo de un trabajador no tiene nada que ver con lo que estamos hablando sino por una cuestión personal, pero hay que lidiar con ello, tranquilizarse y seguir trantandolo profesionalmente aunque me esté ofendiendo.

Cuando se habla del departamento de RRHH, la mayoría sólo piensa en ECHAR, Disciplina, pero casi nunca en oferta, promoción. En todo caso trabajamos en todo eso, es un paquete completo. Para el trabajador, siempre está en lo correcto. Tener que hacer la parte del trabajo no agradable, es realmente un reto. Difícil hacer a la gente entender que lo profesional se debe desasociar de lo personal y que según las circunstancias una Estela Nchama es y hace su trabajo, y en otras es persona con una vida fuera de trabajo.

¿Cuáles son tus proyectos actuales, algún proyecto futuro?

En esos momentos, mi desarrollo personal y profesional es mi mayor prioridad. Me he dado cuenta que hay mucho que puedo y quiero aprender, para crecer y desarrollar al máximo mis capacidades . De modo que pueda a través de un ejemplo práctico y personal ayudar a otros en su propio crecimiento.

Uno de mis proyectos consiste en crear espacios por ejemplo mi canal en YouTube, donde la sociedad en general, y los jóvenes en particular puedan ser guiados, motivados, y tener más personas de referencia.

Cada día nos vemos bombardeados con acontecimientos negativos, y necesitamos alternativas positivas en las cuáles enfocar nuestra atención y esfuerzo. No negando la realidad, mas creando espacios y opciones culturales, sociales, intelectuales etc, para cambiar y mejorar la realidad de cada persona.

Tengo otros proyectos en curso, pero prefiero no elaborar sobre ellos.

 ¿Quién es tu inspiración?

Es casi difícil limitarlo a un “quien ”.
Pero bueno, hablando de inspiración pues primero Dios, ya que es el autor de toda ciencia y sabiduría.

Podría sonar raro, pero también me he inspirado bastante en mí misma, mi vida con sus perfecciones e imperfecciones, ya que considero que hay infinitas lecciones en todo lo que le pasa a una persona.

También  me inspiro a través de las personas con las que interactúo, sean hombres o mujeres, y también de las historias de gente que han vencido obstáculos y han utilizado las circunstancias difíciles de su vida como razones para luchar y animar a otros. Entre esos están: Nelson Mandela, Martín Luther King, Lisa Nichols, Oprah Winfrey. Otras personas que me inspiraron o motivaron a desafiarme a mi misma han sido Lourdes Lobede que fue mi Jefa, Nanda Nzambi una companera, Trish Hakata (Zimbabwe) y Cristine (Kenia) ambas son jóvenes que conocí en el año 2019 durante el programa de Mandela Washington Fellowship (MWF).

No podría no reconocer todo lo transmitido a través de Mis Madres, su fuerza, vigor, valor y lucha constante para asegurarse de que sus hijos fueran personas independientes y tuvieran un futuro brillante. Esas fueron las héroes que conocí y aunque sin palabras me motivaron a luchar.

¿Cómo ves la integración y la evolución de las mujeres en nuestra sociedad?

Reconozco que ha habido mucho avance, aunque queda mucho por hacer. La integración es más que simplemente tener una representación equitativa en los lugares de trabajo, y en posiciones denominadas de alto rango. Se trata de disfrutar de manera práctica de los mismos derechos, recursos, oportunidades y protección. No es cuestión de cantidad sino de calidad, y si se puede tener ambas- ¡mejor que mejor!

Las oportunidades que se brindan a las mujeres no deben ser por pena, para hacerles un favor, o porque así lo diga el mundo internacional, etc, deben ser porque lo valen y se lo merecen; son seres humanos completos y no inferiores de ninguna manera. Es más la biblia nos dice que fueron creadas como ayuda idónea del hombre.
Quien más quien menos, ha sido educado por una mujer, con lo cuál no deberíamos dudar su capacidad para contribuir al desarrollo de nuestra sociedad.

¿Cómo entender y fusionar la cuestión de la Igualdad de Genero entre la cultura y sociedad del siglo XXI?

Para una integración o fusión efectiva debemos:

Reconocer que los tiempos han cambiado: Esa es una realidad que no podemos ignorar; la vestimenta, la technologia, los trabajos que realizamos, etc son culturales? NO, pero lo abrazamos. Limitar el rol de la mujer a lo doméstico alegando preservación de cultura y tradición no es coherente.
No hay nada malo que una mujer decida dedicarse plenamente al cuidado de su hogar si es su decisión, pero para aquellas que quieran formarse y/o tener empleo dicha oportunidad no debe ser negada.

Poner todo en su contexto: La necesidad de integrarse también ha sido mal entendida por muchas mujeres y eso ha convertido algunos hogares y lugares de trabajo en campos de batalla.
Personalmente no creo que “todo lo que puede hacer un hombre, lo puede hacer la mujer” y viceversa, somos diferentes tanto en lo físico como en lo psíquico, y esas diferencias conllevan ciertas ventajas y limitaciones para hacer ciertas cosas en ambos géneros, y esas son precisamente las que crean la necesidad de complementarse.
Ser mujer no nos hace inferiores a los hombres, de hecho fuimos creadas como su ayuda idónea, lo que quiere decir que ellos nos necesitan, aunque muchas veces no lo admiten.
El ser profesional no implica que tengamos que descuidar de nuestro hogar, así como cuidar del hogar tampoco debe suponer abandonar nuestra carrera.

Abrirse las vías de comunicación entre hombres y mujeres: Dicha comunicación debe estar basada en el respeto mutuo, colaboración y no competencia. Se trata de construir puentes y no muros.

Apoyo, aprecio y aprendizaje entre mujeres:¿cómo exigir la integración si el desafío empieza con nosotras?- El cambio debe comenzar con nosotras.
Perdemos demasiado tiempo comparando nuestra vida con las de las demás , hablando se sus supuestos defectos y no de sus virtudes. Si queremos hablar de igualdad de genero, debemos enfocarnos en cosas serias.

Re-educación de nuestros hijos: Ya que las mujeres se ocupan principalmente en la educación de los niños, recordemos pues que el cambio de mentalidad comienza en casa.

¿Tienen los varones algún papel que desempeñar en la igualdad de genero ?

Por supuesto que si, todos debemos involucrarnos. Hay varones que opinan que hacerlo está en contra de nuestra cultura, pero los hombres que realmente son de valor y con la autoestima alta discreparían. ¿Que padre le paga los estudios a su hija con el fin de servir solo en la cocina ? Creo que ninguno.

Dice Nelson Mandela : “La libertad no puede ser alcanzada hasta que las mujeres sean liberadas de todas las formas de opresión”.

Por otra parte quisiera insistir que apoyar a la mujer no tiene que ser solo de manera verbal sino práctica. El desafío mas grande posiblemente lo tienen las mujeres casadas y con hijos esas se pasan más de 14 horas entre empleo y labores del hogar, con muy poco apoyo (si lo hay) de su pareja.

Quisiera resumir ese punto con las palabras de un colega- Hanza: “Yo no limpio nuestra casa o cuido de nuestro hijo para ayudar a mi pareja, ni para complacerla, ni porque soy el hombre y ella la mujer… lo hago porque el hogar y el niño son mios también (es decir mi responsabilidad) no lo hago para que nadie este contento”.

Mientras algunos varones sigan pensando que la mujer esta hecha exclusivamente para ocuparse de las tareas del hogar y satisfacer sus necesidades, no creo que habrá mucho progreso.

¿Crees que hay beneficios en la integración de la mujer en la sociedad o igualdad de genero ?

Por su puesto. Pensar que las naciones puedan alcanzar un progreso máximo ignorando a más de la mitad de su población- No es coherente.
Por lo que creo que esta cuestión enfocada de la manera correcta, tendremos hogares más felices, menos (delincuencia, depresión, accidentes, estrés, alcoholismo, juicios familiares) , y una juventud más próspera.

La igualdad de género no es un problema de género, sino un problema humano.

Como dice Barack Obama «Cuando las mujeres participan plenamente en la política o la economía de un país, es más probable que las sociedades triunfen»

¿Hay esperanza para el futuro ?

Claro que sí. Por eso quisiera aprovechar la oportunidad para dar un par de consejos a nuestras jovencitas
• Vivan su juventud, no quemen atapas. Permítanse ser jóvenes, pero aprendiendo de los adultos.
• Todo lo que queráis lo podeis conseguir, pero todo se consigue con el tiempo.
• Identifiquen personas que puedan ser de vuestro apoyo y guía.
• Cuidense de la presión social y de las amistades

¿Cuál es el valor que te gustaría transmitir a otras mujeres?

Para mi el valor de la INTEGRIDAD. Nuestra vida debe ser regida por principios, aunque no siempre logremos adherirnos a ellos, siempre es mejor tenerlos.

Según las estadísticas, las mujeres son más del 50% de la población. También podría comprobarse que prácticamente la mayoría de los niños han sido educados por una madre soltera debido a diferentes circunstancias en las que no voy desarrollar. Si nos aferrásemos más a la integridad, y la transmitiéramos a los menores tendríamos una mejor sociedad.

He sabido de casos donde las mujeres dirigiéndose a sus hijas o hermanitas (a veces menores de edad) les dicen “tu ya eres mujer tienes que beneficiarte con tu cuerpo, y apoyar a la familia, las demás niñas de tu edad lo hacen ”

La integridad nos impulsaría a educarnos, trabajar duro para conseguir lo que necesitamos con la frente en alto y no quedarnos con el pensamiento que el mero hecho de ser mujer debe garantizarnos todo.

Hablando de trabajo, todo trabajo decente es digno -Ya sea que estés en el sector publico, privado, o que seas comerciante; el valor del dinero es el mismo. Todo cambio comienza con un proceso de autorreflexión- No podemos controlar lo que algunos hombres piensen de nosotras, pero si podemos cambiarnos a nosotros mismas., y una vez hecho veremos la diferencia.

Dice Lisa Nichols “Tú muestras a la gente como tratarte por la manera en la que te tratas”

Muchas gracias Estela Nchama por aceptar nuestra entrevista.

Hablar de la MUJER se ha convertido en un tema limitado al mes de marzo, pero no deberia ser así. Por ello felicito al equipo de AhoraEG por esa gran iniciativa educativa

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies