Ceuta mantiene paralizado el retorno de menores hasta que la justicia decida

De "espectáculo bochornoso y triste" ha tildado la situación el presidente de la Junta de Andalucía, Juanma Moreno, que ha instado a Pedro Sánchez que "ponga orden" en su Consejo de Ministros, donde uno "ningunea a otro" y la imagen que se proyecta es "de poca solvencia, de poca eficacia y coordinación entre ellos".

| Uno de los traslados de menores, el pasado lunes. EFE/ Reduan

RPRESS  Ceuta/Madrid, 19 agosto 2021 (EFE).- Las repatriaciones de menores no acompañados de Ceuta a Marruecos se mantendrán paralizadas hasta que no exista un pronunciamiento judicial sobre el proceso de retorno que se inició el pasado viernes y que sigue centrando la polémica política.

Fuentes del Gobierno de Ceuta han explicado a Efe fuentes que el plazo de 72 horas fijado cautelarmente por el Juzgado de lo Contencioso Administrativo de Ceuta con el que se paralizaban las repatriaciones tenía como objetivo recabar toda la información solicitada a la Delegación del Gobierno y a la Fiscalía sobre el proceso iniciado.

Ahora el juez deberá estudiar la documentación y dictar una resolución. Hasta que no llegue ese pronunciamiento, Ceuta mantendrá en suspenso el retorno de menores.

Un proceso sobre que el miércoles la Audiencia Nacional también se pronunció al rechazar la suspensión cautelar de las repatriaciones de menores no acompañados que en esta instancia había pedido la Red Española de Inmigración y Ayuda al Refugiado.

La ONG había presentado un recurso contra la comunicación que la Secretaría de Estado de Seguridad remitió el pasado 10 de agosto a la Delegación del Gobierno de Ceuta para que aplicara el acuerdo de retorno de menores a Marruecos de 2007 porque, en su opinión, «estaban bajo la tutela del Estado español», que está «incumpliendo la normativa tanto nacional como internacional».

Interior envió a la Audiencia dicho documento acompañado de un escrito en el que el secretario de Estado de Seguridad, Rafael Pérez, afirma que no se dio ninguna orden ni instrucción para emprender las devoluciones que asumió el gobierno ceutí, tan solo se limitó a rogar que se procediera a efectuar el retorno de los menores respetando sus intereses o derechos.

Con las alegaciones de Interior y el escrito que envió a Ceuta, la Audiencia sí se declaró competente para resolver el recurso de la ONG, echando por tierra la tesis del departamento de Fernando Grande-Marlaska de que «no existe acto o instrucción del Ministerio que pueda ser recurrido ante la Audiencia», ya que su escrito solo fue un «ruego».

Según el auto de la Audiencia, esa comunicación «ha servido para que las autoridades correspondientes en la Ciudad Autónoma hayan puesto en marcha actuaciones de retorno de menores marroquíes con base en tal documento o instrucción», lo que contradice la versión de Interior y sostiene que ese documento de Interior fue el detonante para iniciar las repatriaciones.

Ahora bien, la Audiencia argumenta que las impugnaciones sobre la posible violación de derechos fundamentales de los menores debe plantearse en los procedimientos previstos en la legislación española a los que remite el Acuerdo Hispano-Marroquí -que es el que se está ejecutando- y ante los órganos que ya tienen conocimiento de alguno de estos recursos, esto es, ante los Juzgados de Ceuta.

Mientras y, a la espera de que estas instancias judiciales se pronuncien, la polémica política no ha arreciado desde el PP y Ciudadanos a cuenta de las «contradicciones» que reprochan a los ministros del Ejecutivo.

De «espectáculo bochornoso y triste» ha tildado la situación el presidente de la Junta de Andalucía, Juanma Moreno, que ha instado a Pedro Sánchez que «ponga orden» en su Consejo de Ministros, donde uno «ningunea a otro» y la imagen que se proyecta es «de poca solvencia, de poca eficacia y coordinación entre ellos».

«Ahora hay que darle una solución, evidentemente con la ley y acordada con el reino de Marruecos», algo que «tiene que hacer el Gobierno», pues es «su competencia, su responsabilidad», ha sostenido Moreno, antes de defender que los menores con quienes «mejor pueden estar» es con sus familias.

También desde las filas del PP, en este caso, su secretario de Justicia, el consejero madrileño Enrique López, se mostraba a favor de las repatriaciones y cargaba en Twitter contra el ministro del Interior por esconderse» tras el Gobierno de Ceuta.

«¿Por qué tenemos que tener un Gobierno haciendo siempre chapuzas y encima por detrás?», se ha preguntado la presidenta de Ciudadanos Arrimadas en Jerez de la Frontera sobre la situación de estos menores en Ceuta, añadiendo que «cuando uno hace chapuzas opacas, al final viene la Justicia y te paraliza los procedimientos».

Desde el Gobierno ningún dirigente ha salido este jueves al paso de las críticas vertidas, si bien un documento interno del PSOE, fechado el pasado lunes y al que ha tenido acceso Efe, refleja el argumentario que hasta el momento ha mantenido el Ministerio del Interior.

En él se defiende que, como ha reiterado el titular de Interior, Fernando Grande-Marlasksa, los 45 menores retornados «querían volver a su país» y no tenían arraigo en España y que «es Ceuta quien tiene las competencias para determinar qué menores van a ser retornados o no, no el Ministerio del Interior».