Cecilia Freire: la pandemia ha provocado que la situación sea más inestable

No podría decantarse entre cine, teatro o televisión pero sí puntualiza que "busco el personaje que me ofrecen y la historia que tenga que contar, en manos del director que esté y mis compañeros pero sí es verdad que en el teatro hay un vértigo que me da mucho poder ya que, por momentos, es como un ritual religioso y eso no lo cambiaría por nada".

| La actriz Cecilia Freire posa durante una entrevista mantenida con Efe en Ceuta. EFE/Rafael Peña

RPRESS Ceuta, 6 noviembre 2021 (EFE).- La actriz madrileña Cecilia Freire ha reconocido hoy que la pandemia de la covid-19 ha provocado que la situación para los actores en nuestro país sea de «más inestabilidad», aunque ha valorado las «enormes ganas» de los espectadores por acudir a los teatros.

En una entrevista con Efe en Ceuta, donde esta noche representa en la ciudad la obra teatral «El salto de Darwin», la joven actriz ha entendido que el panorama actual «es difícil porque siendo artista el trabajo es más inestable, pero no tenemos más remedio que vivir en el ahora porque pensar en el mañana es una fantasía».

No obstante, ha resaltado la acogida del público «porque la gente ha ahorrado y ha estado con miedo y ahora quieren volver a pasarlo bien con el ocio y la cultura».

Cecilia Freire (Madrid, 1981), conocida especialmente por interpretar a Blanca Román en la serie televisiva «Física o química» o a Rita Montesinos en Velvet, reconoce que se encuentra en un momento de «bastante plenitud al haber conseguido un equilibrio profesional y personal».

No podría decantarse entre cine, teatro o televisión pero sí puntualiza que «busco el personaje que me ofrecen y la historia que tenga que contar, en manos del director que esté y mis compañeros pero sí es verdad que en el teatro hay un vértigo que me da mucho poder ya que, por momentos, es como un ritual religioso y eso no lo cambiaría por nada».

Tras entender que hay muchos actores con «problemas para mantenerse en activo», Cecilia Freire entiende que las plataformas digitales «están diversificando el mercado, las privadas ofrecen productos de mucha calidad y ya no se vive tanto de las audiencias ya que antes si no gustaba una serie se cancelaba directamente pero ahora la gente las puede ver cuando quieran y eso es importante».

La actriz se siente «afortunada» porque «ahora estreno una serie de televisión, me quedan varias funciones en distintas ciudades con ‘El salto de Darwin’ y tengo otro proyecto en negociación».

Ha valorado ante Efe la aceptación de la obra «El salto de Darwin» donde hace el papel de Casandra. «Es una obra salvaje porque es una comedia y por otro lado un drama desgarrador. Yo interpreto a una mujer llena de luz, generosidad, amor y esperanza».

En su primera visita a Ceuta, tras recordar que estuvo también una vez en Melilla con motivo del Festival de Cine de dicha ciudad, ha dicho que «tenía muchas ganas de poder estar en Ceuta porque el espectador descubrirá cosas de sí mismo que no sabía».

Y finalmente, la madrileña ha pedido «encontrar un punto en común porque no es momento de crispación ni de gritar más alto sino de diálogo para alcanzar acuerdos».