Borrell asegura que la UE está «dispuesta» para ayudar en Libia

Borrell hizo estas declaraciones al llegar a la segunda conferencia internacional de Berlín sobre Libia, donde se reúnen el nuevo gobierno de unidad nacional del país norteafricano, una docena de potencias internacionales y regionales y diversas organizaciones multilaterales.

| El alto representante de la UE para la política exterior, Josep Borrell. EFE/EPA/JOHANNA GERON / POOL

RPRESS Berlín, 23 junio 2021 (EFE).- El alto representante de la UE para la política exterior, Josep Borrell, aseguró este miércoles que el bloque está «dispuesto» a implicarse y ayudar en la estabilización y la pacificación de Libia.

Borrell hizo estas declaraciones al llegar a la segunda conferencia internacional de Berlín sobre Libia, donde se reúnen el nuevo gobierno de unidad nacional del país norteafricano, una docena de potencias internacionales y regionales y diversas organizaciones multilaterales.

«Las cosas van mucho mejor en Libia, pero tenemos dos hitos por delante», indicó Borrell, que apuntó los grandes objetivos de la cita: la retirada de los combatientes extranjeros del país y la celebración de elecciones el 24 de diciembre.

Los comicios aportarán «legitimidad» al gobierno nacional y la salida de todos los soldados y mercenarios internacionales contribuirá a asegurar que se mantenga el alto del fuego en vigor desde octubre, argumentó.

«Hoy es un día importante para Libia», afirmó el alto representante para la política exterior.

Que Libia vuelva a ser un «estado funcional» facilitará el control de la migración africana en la UE, un «problema humanitario» y una «preocupación» para los 27, añadió Borrell.

Distintas ONG han denunciado en repetidas ocasiones la situación de muchos migrantes africanos que son retenidos en Libia, en su camino hacia el continente europeo, en condiciones infrahumanas.

A esta segunda cita en Berlín, que convocan el Gobierno alemán y Naciones Unidas, acude el Ejecutivo de unidad nacional y los doce actores internacionales que ya participaron en la primera, entre ellos Rusia, Turquía, EEUU, Egipto, Francia y Italia, y varias organizaciones internacionales.