Aumentan de forma alarmante los casos de Covid en los campamentos de la región de Tinduf

RPRESS Málaga, 27 julio 2021.- Según informa la agencia EFE, la autodenominada República Árabe Saharaui Democrática (RASD) anunció que se registró, en las últimas 72 horas, 100 casos confirmados de la variante india del coronavirus Delta en los campamentos saharauis levantados en la ciudad argelina de Tinduf (suroeste), donde aun continúan una parte de saharauis autóctonos retenidos contra su voluntad.

Con estas nuevas infecciones el número de personas contagiadas en los campamentos ascendió a 932 y el de muertos a 48, mientras que el número de pacientes curados aumentó a más de 750, explicó el portavoz del Mecanismo de Seguimiento y Control de la pandemia de coronavirus, Mohamed Salem Chej.

El presidente de Argelia, Abdelmadjid Tebboun, ordenó el domingo confinar parcialmente un total de 35 ciudades de las 58 del país consideradas zonas «más afectadas», entre las cuales figura la ciudad desértica de Tinduf.

El nuevo toque de queda nocturno entró en vigor a partir de este lunes y será aplicado de las 20.00 horas locales (19.00 GMT) hasta las 6.00 por un periodo de diez días, dado el repunte de casos positivos en los últimos días en lugar del horario actual (23.00-4.00).

Los responsables sanitarios de la autodenominada RASD reiteró, por su parte, la necesidad de que todos los ciudadanos cumplan con las medidas preventivas usando máscaras, evitan reuniones o visitar a los pacientes.

La verdad, tal como hemos podido confirmar desde la redacción de La Hora de África, es que la situación de la población allí retenida empeora día a día, sin que llegue ayuda alguna, tanto alimentaria como sanitaria, por lo que se desconoce el verdadero alcance de la pandemia en los campamentos.

En este punto, resaltamos la petición realizada por el Grupo Internacional de Apoyo a la Paz y la Reunificación Saharaui tras la asamblea consultiva realizada el domingo 25 de julio, a los dirigentes del Frente Polisario y el Gobierno de Argelia, de la apertura de un corredor humanitario por el que puedan regresar a sus casas junto a sus familias en el Sahara marroquí, de forma libre y sin represalias, los saharauis autóctonos allí retenidos contra su voluntad en condiciones infrahumanas. Del mismo modo, y tal como lo expresa el portavoz oficial de Grupo Internacional, Pedro I. Altamirano, permitan la llegada de ayuda sanitaria internacional a los campamentos, para poder valorar el alcance de la pandemia y comenzar a vacunar a la población allí retenida.

También hay que recordar que, el máximo dirigente del Frente Polisario, Brahim Ghali, fue trasladado de forma irregular al España para ser tratado de Covid, lo que indica la incapacidad tanto en Argelia como en los campamentos de cualquier tipo de tratamiento contra el Covid. Un viaje realizado en avión privado y con un coste superior a los 100.000 mientras en los campamentos mueren personas sin oportunidad alguna de curación.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies