Argelia, pesadilla de la causa palestina en el Consejo de Seguridad de la ONU

El régimen argelino ha sacrificado, una vez más, la causa palestina en beneficio de su odio obsesivo contra Marruecos.

RPRESS Naciones Unidas, New York, 23 abril 2022 MAP.- En efecto, no satisfecho de haber bloqueado ya un comunicado del grupo árabe condenando la violencia israelí contra los palestinos en la explanada de la Mezquida de Al-Aqsa, el nuevo embajador argelino ante la ONU, Mohamed Ennadir Larbaoui, lo ha vuelto a hacer oponiéndose esta vez a los discursos de solidaridad que los grupos árabes, la Organización de Cooperación Islámica (OCI) y el Movimiento de los No Alineados se disponían a pronunciar ante el Consejo de Seguridad, este lunes.

Así, en una nueva y patética manifestación de la poca consideración que el régimen militar argelino tiene por la cuestión palestina, su representante permanente ante la ONU bloqueó, una por una, las declaraciones de apoyo de estos tres grupos a Palestina.

Utilizando pistas falsas y el pretexto vacío y falso de solicitar reuniones del Comité Al Quds, el embajador argelino se ha opuesto sistemática y lamentablemente a cualquier referencia al Comité Al Quds de la OCI y al papel destacado y unánimemente apreciado de su Presidente, Su Majestad el Rey Mohammed VI, en la defensa de la causa palestina y del estatuto jurídico, histórico, religioso y demográfico especial de la Ciudad Santa.

De los 120 Estados miembros del Movimiento de los No Alineados, los 56 Estados miembros de la OCI y los 22 Estados miembros de la Liga Árabe, sólo Argelia se ha opuesto a la mención del Comité Al-Quds, utilizando falsos pretextos y astutos subterfugios a los que los miembros de estos grupos no han dado ningún interés ni crédito.

De hecho, ni un solo país ha apoyado las risibles posiciones de Argelia, siendo plenamente conscientes de que las estériles gesticulaciones del régimen argelino a la deriva sobre la cuestión palestina enmascaran muy mal su principal objetivo, que no es otro que atacar a Marruecos y a sus instituciones.

Por el contrario, los embajadores de estas tres organizaciones han mostrado su grave preocupación y su total rechazo a la actitud obstruccionista del embajador argelino, que obstaculiza la acción de tres grandes grupos en el seno de las Naciones Unidas y les impide apoyar la causa palestina.

Cabe destacar que el embajador argelino ha ignorado los llamamientos expresos que le hicieron los embajadores de Pakistán, presidente del Grupo Islámico, y de Omán, presidente del Grupo Árabe, para que diera muestras de unidad y pusiera los intereses de la Ummah islámica y de la Nación árabe por encima de los cálculos políticos de Argelia.

Este mismo llamamiento lo hizo el Representante Permanente de Marruecos, el embajador Omar Hilale, durante una reunión del grupo islámico el viernes, pidiendo al embajador argelino que deje de lado la hostilidad de su país contra Marruecos, para mantener la unidad, la cohesión y la armonía que siempre han prevalecido en el seno de los grupos islámicos, árabes y no alineados, e insistiendo en que es esencial, en este momento crucial, hablar con una sola voz en apoyo del pueblo palestino, que lo necesita más que nunca.

Hilale recordó que, en el pasado, los tres grupos nunca tuvieron dificultades para expresar su apoyo inquebrantable a Palestina y su aprecio por el Comité Al Quds y su Presidente, Su Majestad el Rey Mohammed VI, hasta la llegada del nuevo embajador argelino. Hizo un llamamiento al espíritu de responsabilidad del representante argelino, que con sus obstrucciones perjudica grave e irremediablemente la causa palestina.

En respuesta a las elucubraciones y pretextos ridículos del embajador argelino para no mencionar al Comité Al Quds, Hilale destacó las acciones y realizaciones concretas y tangibles del Comité y de su Presidente, Su Majestad el Rey Mohammed VI, que tienen importantes repercusiones políticas, económicas y humanas en la preservación del estatuto de la Ciudad Santa y la mejora de las condiciones de vida de los habitantes de Al-Quds, a través de los proyectos multiformes de Bayt mal Al Quds, financiados en un 86% por Marruecos, por instrucciones personales de SM el Rey.

Por otra parte, el embajador marroquí desmontó y puso al descubierto la supuesta solicitud de reunión del Comité Al Quds, que fue repetida y regurgitada en solitario por la delegación argelina. Para ello, rebatió al diplomático argelino afirmando, con pruebas, que Argelia no tiene el derecho estatutario de convocar una reunión del Comité, recordándole el reglamento interno del Comité Al Quds, según el cual sólo el presidente de este Comité o la mayoría de sus 16 miembros pueden solicitar dicha reunión. Hilal agregó en este sentido  que el colmo de la hipocresía es que Argelia ni siquiera es miembro de este Comité.

Además, varios países africanos, entre ellos Gabón, miembro del Consejo de Seguridad, Costa de Marfil, Yibuti y las Comoras, se pronunciaron contra la actitud de Argelia, gravemente perjudicial para la causa palestina. Expresaron su solidaridad con Marruecos y destacaron el papel histórico de Su Majestad el Rey Mohammed VI, Presidente del Comité Al Quds, y sus acciones y esfuerzos en defensa de la causa palestina. Estos esfuerzos son muy apreciados por el continente africano, estimaron.

Por su parte, los diplomáticos de los países musulmanes han lamentado ampliamente que las maniobras desesperadas e infundadas de Argelia para socavar la imagen del Comité Al Quds hacen un gran daño a la causa palestina que dice defender falsamente y hacen un favor a todos los que quieren enterrar la causa palestina en las Naciones Unidas.

El mismo tono de voz de indignación fue expresado por los embajadores árabes que señalaron la dicotomía y el doble lenguaje de Argelia, que dice defender a Palestina y al mismo tiempo obstaculiza las declaraciones internacionales de apoyo a la causa palestina.

Los diplomáticos árabes subrayaron que esta reunión dio lugar a un comunicado extremadamente importante en apoyo de Palestina contra las violaciones israelíes en Al Quds, resaltando el papel del Comité Al Quds, presidido por SM el Rey Mohammed VI, y de su brazo ejecutivo Bayt mal Al Quds.

La sensación general entre las delegaciones en Nueva York es que Argelia intenta enmascarar sus derrotas y retrocesos diplomáticos en la cuestión del Sáhara marroquí atacando al Reino en la cuestión palestina. Con ello, consideran que Argel vende su alma al diablo y perjudica gravemente la causa palestina.

Evidentemente, el odio obsesivo contra Marruecos, que corroe al régimen argelino, es más importante que la sagrada causa de Palestina. Así, Argelia se ha convertido en la pesadilla de la causa palestina en Nueva York.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies