Argelia lamenta las palabras de Macron y llama a consultas a su embajador

En un comunicado difundido la noche del sábado, la presidencia subraya que "las palabras en cuestión son un ataque intolerable a la memoria de 5.630.000 valientes mártires que sacrificaron sus vidas en su heroica resistencia a la invasión colonial francesa, así como en la Gloriosa Revolución de Liberación Nacional".

| La presidencia argelina lamentó hoy unas declaraciones atribuidas al presidente francés, Enmanuel Macron, sobre la época colonial, expresó su "rechazo categórico" a lo que considera "una injerencia inadmisible en sus asuntos internos" y llamó a consultas a su embajador en París. Fotografía de archivo. EFE/EPA/STEPHANE MAHE / POOL MAXPPP OUT[MAXPPP OUT]

RPRESS  Argel, 3 octubre 2021 (EFE).- La presidencia argelina lamentó hoy unas declaraciones atribuidas al presidente francés, Enmanuel Macron, sobre la época colonial, expresó su «rechazo categórico» a lo que considera «una injerencia inadmisible en sus asuntos internos» y llamó a consultas a su embajador en París.

En un comunicado difundido la noche del sábado, la presidencia subraya que «las palabras en cuestión son un ataque intolerable a la memoria de 5.630.000 valientes mártires que sacrificaron sus vidas en su heroica resistencia a la invasión colonial francesa, así como en la Gloriosa Revolución de Liberación Nacional».

“Los crímenes de la Francia colonial en Argelia son innumerables y cumplen con las definiciones más exigentes de genocidio contra la humanidad. Estos delitos, que no prescriben, no pueden ser objeto de manipulación o de interpretaciones atenuantes», recalcó.

Al hilo de este argumento, deploró “la propensión de los nostálgicos de la Argelia francesa y de aquellos círculos que se resignan con dificultad a la plena independencia de los argelinos al tratar de ocultar con acrobacias verbales y atajos políticos los abusos, las masacres, los bombardeos, la destrucción de pueblos y la erradicación de tribus de la resistencia, que constituyen un genocidio».

«Esta lamentable intervención, que contradice los principios que deberían regir una eventual cooperación argelina y francesa en materia de memoria, tiene el defecto incorregible de tender a promover una versión edulcorada del colonialismo en detrimento de la visión establecida por historia», afirmó.

«Nada ni nadie puede absolver a las potencias coloniales de sus crímenes, incluidas las masacres del 17 de octubre en París, que Argelia y su comunidad establecida en Francia se preparan para conmemorar con dignidad”, apostilló.

RETIRADA DEL EMBAJADOR

Ante esta situación, el presidente de la República, Abdelmedjid Tebboune, decidió llamar a consultas al embajador de Argelia en Francia, apenas unos días después de que el embajador de Francia en Argel fuera convocado a raíz de la decisión de Macron de reducir de forma drástica el número de visas concedidas a ciudadanos de Argelia, Túnez y Marruecos.

El gobierno de Argel le transmitió «una queja formal contra la decisión unilateral del gobierno francés, que afecta a la calidad y a la fluidez de la circulación de ciudadanos argelinos a Francia».

Según medios locales, miles de argelinos abandonan legalmente el país cada año rumbo a Francia, Canadá y otros destinos.

«Estadísticas previas a la crisis sanitaria por la covid-19 mostraban la presencia en Francia de 15.000 médicos formados en Argelia. En Canadá, hay 110.000 argelinos, la mayoría graduados», recordaba el diario opositor Tout sur l’Algerie, que se preguntaba si la decisión de Macron no serviría de acicate para la migración irregular, un fenómeno que se ha multiplicado en los últimos años en Argelia.

El diario sugería, asimismo, que la decisión del mandatario francés respondía a una estrategia electoral para la caza de votos de cara a las próximas elecciones.